El yoga es una práctica para la mente y el cuerpo que combina posturas físicas, respiración controlada y meditación o relajación. El yoga puede ayudar a reducir el estrés, disminuir la presión arterial y disminuir la frecuencia cardíaca. Y casi cualquiera puede hacerlo. Debido a ello te enseñamos el Yoga para combatir la ansiedad. Síguenos leyendo.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es un mecanismo adaptativo natural que nos permite ponernos alerta ante sucesos comprometidos. En realidad, un cierto grado de ansiedad proporciona un componente adecuado de precaución en situaciones especialmente peligrosas. Una ansiedad moderada puede ayudarnos a mantenernos concentrados y afrontar los retos que tenemos por delante.

En ocasiones, sin embargo, el sistema de respuesta a la ansiedad se ve desbordado y funciona incorrectamente. Más concretamente, la ansiedad es desproporcionada con la situación e incluso, a veces, se presenta en ausencia de cualquier peligro ostensible. El sujeto se siente paralizado con un sentimiento de indefensión y, en general, se produce un deterioro del funcionamiento psicosocial y fisiológico. Se dice que cuando la ansiedad se presenta en momentos inadecuados o es tan intensa y duradera que interfiere con las actividades normales de la persona, entonces se la considera como un trastorno.

¿Cómo combate la yoga a la ansiedad?

Cuando la ansiedad invade tu mente, el cuerpo entero se pone en tensión, pero al respirar conscientemente y realizar posturas de yoga, la mente aprende a calmarse y le resulta más sencillo deshacerse de la ansiedad.

Al igual que otras formas de ejercicio, el yoga le da endorfinas. Las endorfinas son neurotransmisores en el cerebro que han demostrado mejorar el estado de ánimo, reducir los síntomas de depresión, aliviar el estrés y la ansiedad. Las endorfinas son esencialmente un antidepresivo totalmente natural. Además, la flexibilidad y la fuerza adquirida con el yoga pueden ayudar a prevenir lesiones y reducir el dolor crónico.

Una investigación piloto en la Universidad de Los Ángeles, California, ha estudiado el efecto del yoga en las personas que tienen un trastorno de ansiedad generalizada.

Según la investigación, el yoga alivia la ansiedad mediante la inducción de la respuesta de relajación. En primer lugar, las asanas más activas estimulan el sistema nervioso simpático; mientras las más calmadas movilizan el sistema nervioso parasimpático. El efecto es un raro momento de calma que está sanando a la mente ansiosa mientras el practicante está ejecutando las asanas, y ese efecto le acompañará por un período que estará de acuerdo al tiempo en que vuelva a realizar la práctica.

Otro estudio realizado en 2007 por investigadores de Boston, encontraron que hacer yoga aumenta los niveles de ácido gamma-aminobutírico, un neurotransmisor que puede ayudar a reducir la ansiedad.

El yoga intensifica y re-equilibra el estado hormonal del cuerpo. El enfoque mental en las posturas, combinado con la respiración, no sólo ayuda a detener el pensamiento obsesivo destructivo, sino también entrena la mente para alcanzar la calma.

Posturas

Algunas de las posturas para reducir la ansiedad son las siguientes:

Postura del niño (Balasana)

La postura del niño favorece nuestra relajación, ayudándonos a relajar la espalda, así como a descargarla. Esto es de gran ayuda cuando estamos pasando por una época de estrés, ya que este tiende a reflejarse en nuestra espalda y hombros. Es por ello que esta postura es muy recomendada para las rutinas de relajación.

Postura del cadaver (Savasana)

Savasana es una de las posturas que más ayudan a la relajación y a la mejora de la calidad de nuestro sueño. Esto es porque, básicamente, se trata de una posición creada para relajarnos y concentrarnos en nuestro cuerpo y nuestra respiración.

Nos tumbamos boca arriba en la colchoneta y nos aseguramos de que el cuello y la cabeza estén alineados con la espalda y las caderas. Alejamos un poco los brazos del cuerpo y separamos las piernas ligeramente. Nuestros músculos deben estar perfectamente relajados.

Sukhasana o Postura Fácil de Yoga

Esta es una de las más comunes posiciones sentadas que se usan. Se hace sentándose sobre las nalgas, cruzando las piernas y manteniendo recta la espina dorsal. No importa que pierna elijas para cruzar por delante de otra.

Nos ayuda a meditar porque es una posición típica de esta práctica. Por lo tanto también mejora tu atención. Te relaja y por lo tanto te ayuda con el tema de la ansiedad.

Viparita Karani o postura de los pies en alto 

Con este ejercicio nos relajamos mientras nuestros pies y piernas dejan de sentir la presión de la sangre acumulada en ellos. Nos echamos de espalda y elevamos las piernas estiradas en un ángulo de 90º contra una pared. Los pies pueden apuntar hacia nosotros o hacia arriba.

Podemos dejar los brazos extendidos a los costados del cuerpo o extenderlos por encima de la cabeza, con las palmas de las manos mirando hacia arriba. Ahora, es momento de mantener la postura por lo menos entre 2 y 5 minutos, la idea es que nos enfoquemos en la respiración mientras dejamos que la sangre oxigene toda la parte superior de nuestro cuerpo.

Ananda Balasana – Postura del Bebé Feliz

Te indicamos paso a poso como hacer esta postura:

Recuéstate boca arriba y lleva las rodillas hacia el pecho

Con una inhalación, toma los pies por el lado externo

Abre las rodillas con una separación mayor al ancho de tu torso. Trata de llevarlas en dirección a las axilas

Busca que tus tobillos están alienados con las rodillas, formando un ángulo de 90 grados, con las pantorrillas perpendiculares al piso

Haz flex en los pies empujando hacia arriba con los talones. Crea resistencia hacia abajo con las manos

Mantén el cuello extendido, sin crear ninguna presión en la zona

Suaviza los hombros y los músculos de la cara.

Practicar esta postura activa tu Sacral (Swadisthana) Chakra y raíz (Muladhara) Chakra. Esto ayuda a deshacerse de todas las emociones negativas y equilibrar su cuerpo, mente y alma.

Esta historia de asana También promueve la calma y la relajación. Proporciona alivio de los problemas de la vida diaria y te regala energía positiva infantil. Esta energía positiva reduce la ansiedad, rejuvenece tu mente, te hace creativo y te da placer y disfrute.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here