Los Códigos sagrados son combinaciones de números que mueven determinadas energías positivas para ayudarnos a lograr nuestros objetivos. Estas combinaciones de números son facilitadores de la manifestación, un recurso de emergencia que El Universo ha dejado reservado para los momentos más difíciles que nos toquen atravesar. En esta oportunidad traemos el código Sagrado 900, que funciona para recuperar la salud y vitalidad del cuerpo físico. Síguenos leyendo.

¿Qué es el cuerpo físico?

El cuerpo físico, pertenece al cuerpo de la expresión. Es conocido como el vehículo del YO o el SER, ya que el objetivo de la evolución del espíritu se muestre de manera física. El cuerpo físico denso está compuesto también por el etérico ya que ambos funcionan en el plano físico y compuesto por materia y son abandonados por el hombre una vez muere.

El cuerpo físico es el templo de los nueve cuerpos sutiles restantes, es nuestro vehículo que se nos dio en esta encarnación para que nos acompañe en cada una de las experiencias que van llegando.

Código Sagrado 900

Como es el único vehículo que siempre va con nosotros, debemos darle un trato amable, sintiéndolo, escuchándolo, amándolo y atendiéndolo conscientemente.

Entonces ¿Por qué nos enfermamos? simple, son dos razones muy básicas:

La primera es kármica, es decir, el sujeto como parte de su evolución decide enfermarse de algún virus u otras enfermedades ya encontradas en su ADN y siguiendo adelante como proyecto de vida.

La segunda, es cuando se padece de una enfermedad pero el ser que habita el cuerpo decide no prestar atención y ofrecerle a su vehículo lo más negativo, rigiéndose bajo sus propios principios.

Sin embargo, el cuerpo físico está creado con un capacidad impresionante de esquivar las dificultades tanto genéticas como ambientales y naturales, ya que fue creado por un ser superior.

¿Para qué sirve el Código Sagrado 900?

El código sagrado 900 de Agesta permite recuperar la salud y vitalidad del cuerpo físico. Funciona en situaciones de todo tipo de enfermedades pero debe hacerse con mucha fe.

¿Cómo activar el Código Sagrado 900?

La forma de activar este código sagrado para problemas o enfermedades en la salud y la vitalidad del cuerpo físico (900) sería la siguiente:

Debe repetirse 45 veces el 900. Debe ser 45 porque es el número de manifestación y porque el impacto será más profundo.

Las veces que uses los Códigos Sagrados Numéricos, en este caso el 900 dependerá de ti. Es decir, puede usarse tantas veces hasta que se cumpla la intención que pides de él.

La repetición puede hacerse a cualquier hora y en cualquier lugar.

La repetición puede hacerse en voz alta, escrita o escuchándola en una grabación.

El Número Sagrado para problemas o enfermedades en la salud y la vitalidad del cuerpo físico puede decirse como una sola cifra, de uno en uno o en bloques. Este puede decirse mentalmente o usando la voz.

Puede aplicarse a otras personas, para ello solo debe usar la intención y decir: “Aplico este Código por (nombre y apellidos)”.

Recomendaciones

Ayuda mucho algo para pasar las cuentas. Un collar o una cuerda con 45 bolitas o nudos. Pueden decir el código mentalmente o usando la voz. Si se acostumbran a la vibración de estos números, sintonizarán con Dimensiones Superiores y desarrollarán facultades psíquicas como la telepatía, la clarividencia, la clariaudiencia y la intuición.

Código Sagrado 900

Se recomienda realizar la activación del código sagrado por 21 días seguidos y puedes hacerla cuantas veces quieras durante el día. Esta práctica se realiza con fe y alegría. Para activar el códigos debe ser repetido 45 veces cada vez, porque éste es un número de manifestación y al usarlos con conciencia, fe y con el corazón.

El número de días que los hagan dependerá de la necesidad, generalmente se trabajan hasta que se manifieste lo que estamos pidiendo, hay otros códigos como conexión con la tierra, con los ángeles, etc. Que se pueden hacer siempre. Pueden ser hechos en cualquier momento y en cualquier lugar.

Oración milagrosa para los enfermos

Mi buen Jesús, te alabo y adoro,

te amo con todo mi corazón

y agradezco tu entrega por nosotros en la Cruz,

acudo ante Ti sabiendo que estás siempre a nuestro lado

que todo lo ves, todo lo sabes y nunca abandonas.

Tú que concedes vida en abundancia

y eres medico verdadero y dador de salud,

Tú que eres el Buen Pastor y cuidas de tu rebaño

te ruego que desciendas y concedas tu protección y amparo

a este ser querido que tanto padece por su enfermedad,

apelo a tu infinito Amor, a tu bondad y clemencia,

y solicito la gracia de la salud para ……. (nombre del enfermo).

Tu que dijisteis:

«Yo soy la Resurrección y la Vida»,

que recibiendo y llevando en Ti mismo nuestras enfermedades,

curabas las dolencias y males de cuantos se te acercaban;

a Ti acudo lleno de esperanza, lleno de seguridad,

para implorar de tu Sagrado y Divino Corazón.

Señor Jesús compasivo, que al ciego de Jericó,

que sentado junto al camino te decía en alta voz:

«Jesús, Hijo de David, ten piedad de mí»,

le respondiste: «Recupera tu vista, tu fe te ha salvado»,

y al momento pudo ver,

te pido con toda mi fe: Señor, devuelve la salud a (Nombre del Enfermo).

Omnipotente y sempiterno Dios,

eterna salud de los que creen,

escúchanos en bien de tus siervos enfermos,

por quienes imploramos el auxilio de tu Misericordia;

a fin de que recobrada la salud, te den en tu Iglesia

ferviente acción de gracias. Por Cristo Nuestro Señor. Así sea (AMEN).

Bendición de las medicinas

Señor mío,

Tú que has dado la inteligencia al hombre

para que pueda penetrar los secretos de la naturaleza,

bendice te ruego estas medicinas que debo tomar para mi salud,

te pido que estas medicinas sirvan para mi bien

y que no dejen ninguna consecuencia negativa en mi cuerpo.

Te lo pido a ti Señor mío y Dios mío,

al cual pertenece el Reino y la Gloria,

por los siglos de los siglos, Amén.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here