El ginkgo biloba

El ginkgo biloba es una de las especies de árbol vivo más antigua. La mayoría de los productos de ginkgo se preparan con el extracto que se obtiene de sus hojas con forma de abanico.

Se cree que los componentes más beneficiosos del ginkgo son los flavonoides. Que tienen poderosas cualidades antioxidantes, y los terpenoides, que ayudan a mejorar la circulación. Dilatando los vasos sanguíneos y reduciendo la viscosidad de las plaquetas.

ginkgo biloba

El ginkgo suele venderse en forma de tableta oral, extracto, cápsula o té. No comas semillas de ginkgo crudas o tostadas, ya que pueden ser venenosas.

La mayoría de las investigaciones sobre el ginkgo se centran en sus efectos sobre la demencia, la memoria y el dolor causado por el flujo sanguíneo muy bajo (claudicación).

Beneficios

Las hojas del Ginkgo biloba contienen flavonas (quercetol, kenferol, etcétera), lactonas terpénicas (ginkgólidos) y fitosteroles. Poseen efectos venotónicos más que notables, actúan como neuroprotectoras, vasodiladoras a nivel periférico. Antiagregante plaquetario, antihemorroidal, diurético y antioxidante.

En la medicina tradicional china, las semillas del ginkgo se han tomado para combatir las flemas en ataques asmáticos y bronquitis, como antialérgico. Para tratar la incontinencia urinaria, la enuresis infantil, la inflamación de vejiga, la candidiasis vaginal, y como tónico renal –yang– y revulsivo sexual. Y las hojas se han destinado a aliviar trastornos de circulación, inflamaciones reumáticas y problemas de la piel.

El Ginkgo se revela como uno de los remedios de fitoterapia y homeopatía de mayor uso para tratar trastornos asociados a los déficits de circulación sanguínea a nivel cerebral, pero no en todos los casos existe unanimidad científica sobre sus beneficios.

Usos

  • El dolor y pesadez de piernas provocado por una deficiencia en el flujo circulatorio de las extremidades inferiores conocido como claudicación intermitente, que padecen muchas personas. Sobre todo en la madurez y la vejez, pero que también se da en personas obesas, sedentarias o con trastornos de la circulación sanguínea. Puede resultar muy limitante y generar mucha desazón y malestar a quien lo padece. El Ginkgo se ha demostrado eficaz para aliviar sus síntomas y reducir las molestias cuando se toma en tratamientos prolongados y sistemáticos.
  • Las sensaciones de vértigo, mareos ocasionales y episodios de migraña, vinculados con una disminución del riego sanguíneo a nivel cerebral, pueden también ser combatidos con tratamientos a base de Ginkgo biloba.
  • Trastornos venosos asociados a una circulación sanguínea deficiente, como las varices y las hemorroides, encuentran en estas hojas una solución fácil de preparar, ya sea por vía oral, o en forma de baños y friegas muy reconfortantes, pero los expertos aconsejan asociarlo a otras plantas que le superan en eficacia como el castaño de Indias, el meliloto o el rusco.

Se ha indicado para la prevención de tromboembolias, arteriosclerosis y derrames cerebrales, por tener efectos vasodilatadores y antioxidantes, que actúan sobre el mecanismo vascular. Puede constituir una gran ayuda para facilitar la recuperación a personas que han padecido este tipo de accidentes vasculares.

  • Puede ayudar a potenciar la memoria y la capacidad de concentración, un punto sobre el que ya no existe tanto consenso y que en algunos foros se considera falto de veracidad científica. Los extractos de esta planta pueden llegar a mejorar hasta en un 9% el riego sanguíneo a nivel cerebral, comparándose en eficacia con muchos medicamentos que tienen la misma finalidad. A juicio de los expertos se precisan tratamientos a largo plazo para que puedan llegar a apreciarse resultados significativos.
  • La percepción de timbres o sonidos en los oídos son también tratados con extractos de Ginkgo, sobre todo cuando este trastorno está relacionado con problemas vasculares. El Ginkgo aporta toda la fuerza de su efecto vasodilatador.
  • Se ha prescrito también para el tratamiento de procesos depresivos no profundos en personas mayores. Estos procesos pueden estar asociados en muchos casos a una insuficiencia cerebral. Y a una reducción de los receptores de serotonina –un neurotransmisor–en las células nerviosas del cerebro. Por ello se considera que el Ginkgo puede ayudar a combatir la depresión cuando existen alteraciones vinculadas al envejecimiento.

Precaución

Si bien el ginkgo parece ser seguro en cantidades moderadas, las investigaciones no respaldan el uso del suplemento para prevenir o para retrasar la demencia o el deterioro cognitivo. Se necesita más investigación para descubrir el papel que desempeña el ginkgo en respaldar la función cerebral y en tratar otras afecciones.

Seguridad y efectos secundarios

Cuando se usa por vía oral en cantidades moderadas, el ginkgo parece ser seguro para la mayoría de los adultos sanos.

El ginkgo biloba

El ginkgo puede causar lo siguiente:

  • Dolor de cabeza
  • Mareos
  • Palpitaciones cardíacas
  • Malestar estomacal
  • Estreñimiento
  • Reacciones alérgicas en la piel

No comas semillas de ginkgo crudas o tostadas, ya que pueden ser venenosas.

Si eres epiléptico o propenso a sufrir convulsiones, evita tomar ginkgo. En grandes cantidades, la ginkgotoxina puede provocar convulsiones. La ginkgotoxina se encuentra en las semillas del ginkgo y, en menor medida, en sus hojas.

Si eres una persona mayor, si tienes un trastorno hemorrágico o si estás embarazada, no tomes ginkgo. El suplemento podría aumentar el riesgo de sufrir sangrado. Si planeas someterte a una cirugía, suspende el consumo de ginkgo dos semanas antes.

El ginkgo podría interferir en el control de la diabetes. Si tomas ginkgo y tienes diabetes, controla atentamente tu nivel de azúcar en sangre.

Algunas investigaciones han demostrado que, en roedores, la administración de ginkgo aumentó el riesgo de contraer cáncer de hígado y de tiroides.

Interacciones

Algunas de las posibles interacciones son las siguientes:

  • Alprazolam (Xanax). Tomar ginkgo con este medicamento que se utiliza para aliviar los síntomas de la ansiedad podría reducir la eficacia del medicamento.
  • Anticoagulantes y medicamentos antiagregantes plaquetarios, hierbas y suplementos. Estos tipos de medicamentos, hierbas y suplementos reducen la coagulación de la sangre. Tomar ginkgo junto con estos podría aumentar el riesgo de sufrir sangrado.
  • Anticonvulsivos y medicamentos que disminuyen el umbral de las convulsiones, hierbas y suplementos. En grandes cantidades, la ginkgotoxina puede provocar convulsiones. La ginkgotoxina se encuentra en las semillas del ginkgo. Y en menor medida, en sus hojas. Es posible que tomar ginkgo reduzca la eficacia de un fármaco anticonvulsivo.
  • Antidepresivos. Tomar ginkgo con ciertos antidepresivos, como la fluoxetina (Prozac, Sarafem). Y la imipramina (Tofranil), podría disminuir su eficacia.
  • Ciertas estatinas. Tomar ginkgo con simvastatina (Zocor) podría reducir los efectos del medicamento. También es posible que el ginkgo reduzca los efectos de la atorvastatina (Lipitor).
  • Medicamentos para la diabetes. El ginkgo podría alterar la respuesta a estos medicamentos.
  • Ibuprofeno. Es posible que combinar ginkgo con ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros) aumente el riesgo de sufrir sangrado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here