Desayunos saludables para niños

Cereales… sin azúcar

Desayunos saludables para niños: Si estamos habituados a la leche con cereales, también podemos encontrar opciones saludables, escogiendo maíz en copos, avena, espelta hinchada… “Lo importante es revisar los ingredientes y ver que no llevan azúcares añadidos, que los compremos en una tienda o sección de dietética no es garantía de ello. Además en lugar de leche sola, podemos añadir canela, cacao puro…”, explica a Comer Mercè Gonzalo, diestista nutricionista y tecnóloga de los alimentos impulsora de la cuenta Menta&Mandarina.

Hoy en día, este tipo de cereales ya se encuentran incluso en las grandes superficies, “aunque sin esos tigres y leones tan coloreados y vistosos. Las bolsas o packaging son menos atractivos, pero se encuentran en todas partes. Esta opción es la más fácil porque es rápida y similar a lo que la mayoría de niños están acostumbrados a tomar”, nos explica el pediatra Pepe Serrano.

Desayunos saludables para niños

Yogur natural

Yogur natural con fruta, frutos secos y/ o fruta desecada es otra gran alternativa. “Podemos servir en un cuenco yogur natural sin azucarar, pedacitos de manzana, nueces troceadas, pasas… Admite múltiples variantes, lo podemos preparar con kéfir en lugar de yogur, o con mezcla de ambos, y podemos poner frutas, frutos secos, semillas, etc., al gusto de cada uno”, explica Gonzalo.

Tostadas con pan integral y…

Otra posibilidad es el clásico pan con algo, pero evitando el embutido. “Podemos optar por pan integral con lonchas finas de queso fresco, rodajas de pera muy madura cortada finita y colocada sobre el queso y almendras laminadas encima. Pero hay mil opciones tanto dulces como saladas: pasta de sésamo y rodajas de plátano, pimientos asados..” , dice Gonzalo.

El pediatra Pepe Serrano propone esta misma opción con aguacate, tomate, aceite y una pizca de sal, o con hummus“Está comprobado que estas salsas les encantan. En las charlas que doy sobre nutrición infantil he comprobado como, mientras algunos padres no saben lo que es el hummus y no se atreven a darlo a los pequeños, a las criaturas les encanta, y siempre que se ponen en la mesa, lo devoran”.

Huevos

Un vaso de leche blanca y un bocadillo o tostada integral con una tortilla a la francesa es otra alternativa que pocas veces contemplamos. “El primer día seguramente al pequeño le extrañará, pero pronto se acostumbrará. ¡Les encantan las tortillas!” ¿Un huevo al día para desayunar es excesivo? “Pueden tomar tantos huevos como quieran, lo de tres a la semana ha quedado obsoleto. Aunque si diversificamos un poco, mejor”, apunta el pediatra.

Cacao en polvo hecho en casa

Según Pepe Serrano, el polvo de cacao procesado que compramos en el supermercado y usamos para chocolatear la leche tiene entre un 60 y un 75% de azúcar dependiendo de las marcas. “Un truco para evitar ese cacao industrial es comprar cacao puro en polvo, y mezclarlo con azúcar: 250 gramos de cacao por 50 gramos de azúcar. Te sale un 83% de cacao, un 17% de azucar. Habrás invertido totalmente la proporción”, cuenta el pediatra.

Un vaso de leche blanca y un bocadillo o tostada integral con una tortilla a la francesa es otra alternativa que pocas veces contemplamos. “El primer día seguramente al pequeño le extrañará, pero pronto se acostumbrará. ¡Les encantan las tortillas!” ¿Un huevo al día para desayunar es excesivo? “Pueden tomar tantos huevos como quieran, lo de tres a la semana ha quedado obsoleto. Aunque si diversificamos un poco, mejor”, apunta el pediatra.

Cacao en polvo hecho en casa

Según Pepe Serrano, el polvo de cacao procesado que compramos en el supermercado y usamos para chocolatear la leche tiene entre un 60 y un 75% de azúcar dependiendo de las marcas. “Un truco para evitar ese cacao industrial es comprar cacao puro en polvo, y mezclarlo con azúcar: 250 gramos de cacao por 50 gramos de azúcar. Te sale un 83% de cacao, un 17% de azucar. Habrás invertido totalmente la proporción”, cuenta el pediatra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here