En esta oportunidad hablaremos de nuestro closet. Ese lugar en el que muchas veces nos tardamos horas y no conseguimos lo que queremos. Pues es sumamente importante tenerlo limpio como toda nuestra casa para que no se estanque la energía. Por ello te traemos los mejores consejos para limpiar el closet. Síguenos leyendo.

Antes de todo debemos saber los múltiples beneficios que nos otorga tener un closet limpio, ordenado, y con las prendas que realmente nos ponemos.

Beneficios de limpiar el closet

Tu ropa durará más

Teniendo orden, tu ropa no se deformará ni la maltratarás, mucho menos se romperá por jalarla entre tantas prendas; por su puesto jamás olvidarás que prendas tienes.

Ahorrarás tiempo y dinero

Un armario limpio y organizado te permite ahorrar tiempo a la hora de vestirte y dinero al ser consciente de las prendas que tienes. Nada mejor que encontrar las cosas cuando las buscas y saber de qué está compuesto tu armario.

Es revitalizador

Una limpieza de armario sirve también como limpieza emocional. Deshacerte de todo eso que ya no usas y que forma parte del pasado te permite ver con más ánimo y claridad tu presente.

Ayudas a alguien que de verdad lo necesite

Seguro tienes miles de prendas viejas y que no usas juntando polvo en tu armario mientras podrías estar dándoles un uso mucho más significativo. Junta todo eso que no te pones hace tiempo y dónalo a personas que realmente lo vayan a valorar.

Consejos para limpiar tu closet (Paso a paso)

Saca todo donde puedas verlo

Literalmente saca toda tu ropa y ponla en un lugar amplio y visible (sí, el piso está bien), al inicio puede parecer un desastre y ser un tanto frustrante, pero no te desesperes, este es sólo el primer paso.

Elimina lo que está dañado

Un consejo básico para limpiar tu clóset es ser objetiva y reconocer cuáles son las prendas que ya no tienen arreglo. ¡No las conserves!. Son prendas que ni siquiera otra persona las puede utilizar.

Limpia a fondo

En cuanto la ropa y todo lo que guardabas en tu armario esté afuera, mezcla un poco de agua con vinagre blanco y con ayuda de un trapito o paño suave pásalo por cajones, gavetas y superficies para limpiar el polvo y darle brillo a tu madera.

Debes dejar que se seque, y si tienes a mano puedes echarle con un pañito seco algún producto especial para madera, o para el material del cual está compuesto tu closet.

Organiza en cuatro partes diferentes

 A medida que limpies el clóset, debes separar la ropa en cuatro categorías: lo que conservarás, lo que reciclaras, lo que venderás y lo que donarás. Después de probarte y evaluar cada artículo, debes colocarlo en la pila correspondiente. Toma una bolsa de basura para la ropa que donarás, un recipiente de almacenamiento para la ropa que no sea de la temporada actual y una caja para la ropa que venderás. Y así sucesivamente para realizar esto debes (Probarte todo). Si ya no está a la moda, no te gusta mucho o no te queda, deséchalo.

Toma en cuenta lo siguiente:

A) Donar:

Esta es siempre la mejor opción, recuerda que «la basura de una persona, es el tesoro de otra». Esa chaqueta que a ti te parece pasada de moda, puede ser de gran utilidad para los que menos tienen. Busca centros, organizaciones, caridades, refugios e iglesias cerca de tu casa que estarán muy agradecidos por tu donación.

 B) Reciclar:

La alternativa más amigable con el medio ambiente es reciclar tus prendas, puedes hacerlo tú mismo dándoles un giro creativo (up-cycling) o puedes dejarlas en centros para que las conviertan en nuevos textiles.

C) Vender:

Podrás darle una segunda vida a aquellas piezas de lujo que ya no uses, vendiéndolas en tiendas vintage especializadas.

Sigue la norma de un año

Si una prenda te queda bien, debes pensar en la última vez que la usaste. En caso de que no recuerdes cuándo fue la última vez que la usaste, deséchala. Si la usaste durante el último año y aún puedes darle un uso, consérvala.

No olvides los zapatos

Un buen par de zapatos puede durar un mínimo de dos años, desde luego, todo depende qué tanto los utilices, pero considera que los zapatos siempre los puedes limpiar y hasta mandar a arreglar. Cambiar suelas es una opción si quieres conservar ese par, y de nuevo, si decides que no te los volverás a poner, lo mejor es regalarlos.

Ropa de temporada

Si vives en un lugar donde hay cambios del clima considerables, guarda la ropa fuera de temporada en otro lugar.

Organiza

Después de realizar el proceso anterior, que es donde perderás más tiempo debes organizar. No importa si prefieres ordenar tu ropa por temporada o por colores, lo importante es que encuentres el sistema que funciona para ti. Apégate a él y realmente mantén limpio tu clóset.

Consejos para limpiar el closet

No desperdicies el piso

Un consejo para un clóset más organizado: usa el piso para almacenar tus zapatos. Ya sea que pongas tus tenis o tus sandalias; aprovecha este espacio al máximo.

Analiza

Ya después de esta limpieza, pues podrás darte cuenta de las cosas que te faltan. Si trabajas en oficina debes percatarte de que al menos en la semana no deberías colocarte la misma ropa. Lo mismo pasa con los zapatos debes variarlos en la medida de tus posibilidades.

Básicos

Para reducir aún más la acumulación de ropa dentro de tu clóset recuerda que hay prendas imprescindibles para el día a día, como por ejemplo: jeans, pantalón unicolor, camisas y playeras blancas y negras son importantes y fundamentales. Aunque no está de más dejar piezas que sean remarcables e icónicas. Las cuales puedes combinar entre sí.

Por otro lado hay personas que mantienen la siguiente política: “Si metes algo nuevo al armario, sacas algo viejo”, y lleva un recuento de tus últimas compras para evitar gastos excesivos.

Esperamos que este artículo «Consejos para limpiar el closet» haya sido de tu agrado, utilidad y puedas arreglar tu closet siguiendo nuestros consejos. ¡Hasta la próxima!.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here