Todas las mujeres cada cierto período de tiempo comenzamos a mirarnos al espejo con ganas de renovarnos, y sé que no me van a dejar mentir cuando digo, ¡el cambio siempre lo hacemos en la cabeza!. Nos preguntamos al cambiar de corte de cabello, ¿cuál nos sentará mejor, qué peinados nos podríamos hacer, por qué a mi compañera de trabajo le queda mejor que a mi vecina el corte de tendencia?. Y pensamos “seguro si me lo hago yo, tampoco me queda”. Asi que simplemente refunfuñamos y terminamos marchándonos, quedándonos con ganas de probar algo y sin hacerlo por si acaso.

Al querer cambiar de corte de cabello, es fácil buscar en la web, señalar el favorito y optar por ése para nuestra futura renovación. Pero cuidado, no siempre el look elegido es el indicado para nuestro tipo de rostro. Por eso hoy vengo a contarte qué tipo de corte va para tu estilo de rostro. Asi, cuando termines de leer esta nota, agarras el bolso y corres al estilista por ese cambio tan deseado.

cambiar corte de cabello

Comienzo explicándote que los rostros pueden ser ovalados, alargados, cuadrados, redondos o en forma de diamante. Una manera simple de saber cuál es tu tipo, es dibujando el contorno de tu rostro en el reflejo de el espejo (si, ese que te hizo refunfuñar anteriormente). Y ahí visualizarás mejor si, por ejemplo, tus pómulos y mandíbula siguen un lineamiento, dando a notar que tu cara es cuadrada.

Ya sabes a qué estilo de rostro perteneces, lee los tips que corresponden a tus facciones:

Rostro ovalado:

Los cortes y peinados que te favorecen son muy amplios, ya que este tipo de rostro es el “ideal”, asi que centrarte en aquellas cositas que prefieras tapar, por ejemplo, si el tamaño de tus orejas son mas bien grandes, optaremos por cortes de cabello medios a largos y con volumen en los laterales. Debes evitar los cortes que son muy cortos, y aquellos que generan volumen en la coronilla, puesto que asi, tu rostro se verá muy alargado.

Rostro alargado:

Lo mejor en estos casos es ensanchar y reducir el largo del rostro. Para lograr esto nos favorecen mucho los cortes a la altura de los hombros, con volumen en los laterales y flequillo en caso que tu frente sea mas grande que tu mentón. Los cortes masculinos súper cortos también te gritan ¡anímate! Evita el pelo muy largo, y en caso de quererlo asi, no lo lleves muy lacio y entero. Para peinarte, elige siempre medios recogidos, recogidos bajos o de costado.

Rostro cuadrado:

El corte de para este tipo de rostro debe suavizar la mandíbula, por esto, el cabello no debe ser cortado con las terminaciones en punta o rectas, si no mas bien desmechado, si puedes crear ondas será aún mejor. Opta por dejar la raya en el centro y los recogidos úsalos bien altos y sin volumen en los laterales. Evita los flequillos rectos, y de querer lucir uno, elige usarlo a dos aguas o de costado.

Rostro redondo:

Los cortes con capas largas serán los indicados para ti. Si eliges tenerlo corto será mejor tenerlo lacio, en cambio, si deseas llevarlo largo será mejor ondularlo. Evita el lacio entero en tu melena, y los flequillos rectos y muy cortos. Prueba con flequillos desmechados y de costado. Recógete el cabello con coletas bien altas con volumen en la parte superior, y con algún mechón suelto si lo deseas.

Rostro diamante:

Para este tipo de rostro elegiremos las medias melenas, es decir, cortes que generen volumen de los pómulos hacia abajo y los flequillos de lado. Para peinarnos evitaremos el volumen en la parte alta., podremos recogernos el cabello con una cola de caballo media, baja o de costado.

Con los tips en la cabeza sobre qué te favorece y qué es mejor dejar de lado, ¿Ya sabes cuál será tu próximo look?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here