El anamú es una planta natural de la América tropical, específicamente de la selva amazónica y las áreas tropicales de Centro y Sur América, en el Caribe y en África. Por otro lado tiene un fuerte olor a ajo, especialmente, en las raíces.

Propiedades

Para controlar el exceso de azúcar en sangre

Aunque no se han realizado muchas investigaciones sobre los efectos de anamú en la diabetes, varios estudios en animales han observado resultados interesantes. Según algunas investigaciones, el anamú podría causar una reducción significativa en los niveles de azúcar en la sangre. Para aclarar un estudio mostró que el azúcar en la sangre se redujo hasta en un 60%. Como resultado esto da credibilidad al uso tradicional de la hierba en Cuba, donde las personas la han usado como un tratamiento para la diabetes durante muchas generaciones.

Como antiflamatorio

Debido a su naturaleza natural antiinflamatoria y sus cualidades para aliviar el dolor, parece ser una excelente opción natural para las personas que sufren de artritis y reumatismo, que es uno de sus muchos usos tradicionales en América del Sur.

Se han realizado una cierta cantidad de investigaciones que parecen validar su uso en el tratamiento del reumatismo y la artritis. Una investigación que salió de Suecia demostró que anamú posee acciones inhibitorias de la COX-1. Esto es importante ya que los inhibidores de la COX 1 se han convertido en un medicamento contra la artritis muy popular y también muy rentable para las grandes compañías farmacéuticas.

Para las caries y la salud dental

Por otro lado debido a sus propiedades antimicrobianas, las hojas de la planta de anamú a veces se mastican para ayudar a fortalecer los dientes y prevenir infecciones o caries. Sin duda masticar la hoja de anamu también puede ayudar a que su aliento tenga un olor más fresco.

Que es Anamú

Para estimular la menstruación

Al igual que muchas hierbas, se cree que el anamú es un emenagogo natural, lo que significa que puede estimular el flujo de sangre al útero y ayudar a las mujeres a estimular la menstruación. Por supuesto, debido a sus acciones emenagógicas, las mujeres embarazadas y aquellas que buscan concebir deben evitar el anamú.

Refuerza el sistema inmunologico

El uso tradicional del anamú como tratamiento para los síntomas del resfriado y la gripe y otras afecciones respiratorias probablemente se debe en gran medida a su capacidad para reforzar el sistema inmunológico. Cuando el sistema inmunológico es fuerte, podemos combatir los virus y las bacterias que pueden causar enfermedades.

Anticancerígeno

el anamú puede estimular el sistema inmunológico y otorgar al cuerpo una mayor protección contra el cáncer al aumentar la producción de células asesinas y linfocitos. La producción de interleucinas e interferón del sistema inmunitario ofrece aún más protección contra las infecciones y el cáncer.

Esta investigación se remonta a 1990, cuando científicos italianos encontraron que el extracto de anamú inhibía el crecimiento de células leucémicas, así como varias otras formas de cáncer. Del mismo modo, los estudios de seguimiento demostraron que el anamú no solo inhibía las células cancerosas, sino que también ofrecía efectos citotóxicos, lo que significa que en realidad podría matar a las células. Anamu demostró esta capacidad contra las células de linfoma, leucemia y cáncer de mama.

Varios otros estudios publicados a principios de la década de 2000 encontraron que esta hierba era eficaz contra el cáncer de hígado y el cáncer de cerebro. Posteriormente mas recientemente, un estudio en animales publicado en 2008 encontró que el extracto de anamu era eficaz contra la actividad de las células cancerosas en ratones y concluyó que era un candidato prometedor antitumoral.

Maneras de consumirlo

El anamú se bebe en forma de té a razón de 20 gramos de hierba seca por cada litro de agua. Se toma de ¼ o ½ taza tres veces al día. De manera similar también se puede emplear de manera tópica para curar bacterias u hongos de la piel. Sin embargo en las tiendas naturistas es posible encontrarlo en forma de cápsulas de hierba en polvo. Lo ideal es este caso es tomar de 500 a 1000 miligramos dividido en varias tomas.

Contraindicaciones

Si bien el anamú es una planta muy noble que tiene una gran cantidad de beneficios, no se recomienda su consumo en el caso de embarazo. Esto se debe a que puede producir contracciones uterinas, que pueden llevar a un aborto. Ademas tampoco se aconseja en el caso de que se estén consumiendo medicamentos anticoagulantes. Para aclarar, debido a que contiene cumarina, la cual tiene la facultad de diluir la sangre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here