La presoterapia es una técnica médica indicada para lograr un drenaje linfático en personas que presentan problemas médicos y estéticos. Como alteraciones en el sistema circulatorio, piernas cansadas, arañitas vasculares. Edemas, celulitis y acumulaciones de grasa y estres.

La presoterapia

Este drenaje linfático se realiza aplicando aire al cuerpo. Y para hacerlo, es necesario que la persona se introduzca en un traje neumático. Dotado de un determinado número de cámaras que distribuyen presiones de aire a lo largo de las zonas del cuerpo afectadas.

El traje consta de varias partes de acuerdo a las áreas del cuerpo que se pueden tratar. Por esta razón, está compuesto de fajín (abdomen), botas (pies y piernas). Brazos, glúteos, etc.

Esta técnica es muy sencilla de realizar, no es dolorosa, es eficaz. Saludable y bastante económica. Además, ofrece resultados inmediatos y brinda una sensación de alivio y descanso que no hay que obviar.

La presoterapia nace en los años 60 para tratar los problemas vasculares que se derivaron de las vasectomías. Dos décadas más tarde. Investigaciones médicas concluyeron que era muy efectiva para otras dolencias. Como también para tratar problemas estéticos como la celulitis y las acumulaciones de grasa.

Beneficios

Al mejorar la circulación del sistema linfático y del torrente sanguíneo. La presoterapia tiene una serie de efectos positivos que repercuten sobre diferentes partes del organismo:

Mejora el aspecto de la piel y combate la celulitis: Esto se debe a que la presoterapia mejora la circulación, eliminando las posibles retenciones de líquido linfático y activando el sistema circulatorio. Por lo que aumenta el oxígeno en la sangre. Y se produce una mayor nutrición de los tejidos, favoreciendo la regeneración celular.
 

Combate la hipertensión arterial: La eliminación de retenciones en la circulación de la linfa y la activación del sistema circulatorio ayuda a reducir la presión arterial.
 

Ayuda a eliminar toxinas: La linfa es la encargada de transportar las sustancias de desecho de las células hacia la sangre. Al favorecer la circulación, la linfa podrá eliminar mejor los residuos metabólicos.
 

Alivia el cansancio y la pesadez en las extremidades: Además, también ayuda a reducir la inflamación derivada de la acumulación de líquidos.


 Elimina edemas y linfoedemas: En algunas ocasiones, la presoterapia está indicada para eliminar los edemas de una cirugía, una lesión (edema causado por un esguince).

  O de intervenciones como una liposucción. Esto es debido a que ayuda a reabsorber el líquido producido por la lesión en cuestión.
 

Refuerza el sistema muscular: La presoterapia ayuda a tonificar y estimular los músculos y articulaciones. A la vez que refuerza los tejidos conectivos.
 

Alivia el estrés: Al estimular los puntos nerviosos motores, ayuda a aliviar el estrés y la tensión. Reduce los espasmos musculares y produce bienestar y relajación.
 

Aumenta las defensas del organismo: Los ganglios linfáticos son estructuras que actúan como depuradoras de la linfa, ya que interceptan agentes patógenos y los elimina. Al mejorar la circulación de los vasos linfáticos, los ganglios mejoran su función y se refuerza el sistema inmunológico.
 

¿Cómo funciona la presoterapia?

Las máquinas de presoterapia de uso profesional son integrales, están compuestas por una serie de botones en la superficie o una pantalla digital donde se puede ejecutar el comando que permite llevar un mayor control del tratamiento.

Al iniciar se debe programar el tiempo de duración del tratamiento y cómo será la sesión de presión en el cuerpo, que zonas se va a abordar primero y como va a continuar de manera consecutiva.

Es decir si la persona necesita mejorar su sistema linfático, se programa la sesión para que se inicie el trabajo desde el proximal a la zona distal (desde el abdomen hacia los pies). De igual manera sirve para aquellas personas que deseen reducir las celulitis. Requiera un tratamiento postoperatorio (como una operación de senos) o necesite eliminar edemas.

Por el contrario en caso de que la persona desee optimizar la circulación sanguínea la programación del tratamiento sería desde distal hacia proximal.

Tratamiento

Cuando la persona acude a un tratamiento de presoterapia su cuerpo será cubierto por un traje hermético y especial que está compuesto por secciones de cámara de aire que trabajaran de manera secuencial de acuerdo a la orden que le hayan asignado.

El traje de presoterapia está dividido por las zonas de los pies, piernas, abdomen y brazos, este se conecta a una máquina por medio de unas mangueras que se encarga de presurizar el aire, al momento de entrar por las cámaras lo irá haciendo en cadena respetando los tiempos programados.

Ejemplo, si un tratamiento dura 30 minutos la sesión se dividirá en 5 y 10 minutos para realizar los masajes con la presión del aire en las diferentes zonas y se pueda estimular la circulación venosa o las linfas, de tal modo que aporte un mejor resultado.

Importante

La presoterapia no es dolorosa. Al contrario permite lograr la relajación en el cuerpo. Sin embargo es importante que cuando acudas a realizarte este tratamiento médico – estético te tomen la presión arterial antes y después del mismo.

Otra recomendación es que al momento de utilizar el traje. Te fijes que en el centro que acudas empleen el uso de un traje desechable de estilo quirúrgico. De esa manera al colocarte el traje de presoterapia habrá un mayor cuidado en la higiene. Porque se genera gran sudoración durante la sesión, de tal manera que al finalizar se puede desechar.

Contraindicaciones

La presoterapia no está indicada en determinados casos porque puede agravar ciertas afecciones y patologías. Por lo que, si se sufre alguna de estas enfermedades. Se debe consultar el uso de la presoterapia con un especialista. Esta técnica no está recomendada en casos de:

Insuficiencia cardiaca: Al activar la circulación, la presoterapia exige un mayor esfuerzo cardiaco.

Pacientes oncológicos.

Tensión baja: La presoterapia reduce la presión arterial. Por lo que no es recomendable someterse a una sesión si se sufre hipotensión.

Infecciones graves: La activación de la circulación también ayuda a que si hay infecciones en una zona, se propaguen por el resto del organismo.

Embarazo: En estos casos es conveniente consultar con un especialista antes de someterse a esta técnica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here