¿Conocés La Ley Del Vacío?: Te da muchísimo miedo la palabra vacío, lo sé. Como si fuera un sinónimo de soledad o de sentimiento cruel que no quisieras experimentar jamás.

Panza llena, corazón contento. Ah, pero no. El vacío es dañino, es la ausencia exagerada en un cuerpo que necesita ser pleno.

Ley del Vacío

Paralelamente a esto, no podes creer que el mundo se ponga en tu contra, que no te llamen de algún trabajo, que no haya cambios en tu vida, qué… Bueno BASTA.

Te pasa lo mismo que a todos en bastante ocasiones, pero los demás quizás no se enteran lo que te vas a estar enterando vos a partir de este momento, ¿sabes por qué?, porque dejaste un espacio dentro tuyo para incorporar lo que estás leyendo.

Hiciste un vacío en algún rinconcito de tu ser, para que algo cambie

Imaginate que cuando comes de más te agarra sensación de empacho y hasta a veces respiras menos fluído. O pensá en invierno, tanta ropa que tenes encima, ¡cuanta incomodidad! no puedes moverte bien. Y si te hablo del papeleo que hay en tus cajones o tu escritorio, te vas a dar cuenta que hasta a veces te cuesta ubicar la taza de café en la superficie.

Leé con atención, quizás esto no esté de moda, todos sabemos que si no se hace viral, sino hay una película o actor que lo difunda, o genere polémica, podrías no enterarte. Seguro que a la ley de atracción ya la conoces, ¡pero hay tanto por aprender! Sos afortunada y podes adoptar un nuevo modelo en tu vida.

Te tengo que contar algo, el universo y la naturaleza se ocupan siempre de llenar espacio. Ahora bien… para esto, debe haber un lugar que llenar. Hablo de hábitos y sensaciones.

La ley del vacío

dice que tenes que dejar un espacio en vos para que entren nuevas cosas, porque si esos rincones ya están ocupados, das por sentado que no necesitas nada.

Parece simple, pero no lo creas. El punto más difícil era saberlo. Andá y tira todos esos papeles viejos del siglo anterior, porque estás demostrando que estas satisfecha con eso, y sabemos que no.

¡Vamos, tirá todo! Regálalo, dejá cajones destinados a nuevos clientes, deshazte de esa ropa que usaste por años y que te trae el recuerdo de una cita anterior, de una mala sensación, sacate la tristeza de tu cuerpo y visualizá un lugar en tu interior para que se llene con lo que querés.

Los vacíos se llenan, pero los llenos, si los seguís llenando, rebalsan.

Dale, lavate la cara, cambiá muebles, doná cosas que pensas que vas a usar en algún momento, porque si te das cuenta que no los usaste en los últimos tres meses, ya no suman en tu vida.

Bailá, mové músculos para que todo se reacomode y haya espacio.

Es muy erróneo decir que te sentís como vacía y angustiada, creo que eso es estar sobrepasada. El vacío no es soledad, abrí senderos para nuevos amores, nuevas experiencias, tienes que darle aire a tu cuerpo.

A lo que le tenes miedo es al vacío de la mente, pero está disfrazado, el vacío real, como ley, trae cambios, mueve energía, llama a completarse.

No muchos lo saben. Es más, seguro en este momento tienes en tu cajón algo que sabes que no tiene sentido. Reíte, confía, relajá los párpados, empezá a vaciar… para llenar nada menos que ¡tu vida!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here