Recetas de pescados

Las recetas de pescados parte I, a continuación de mostraremos como cocinar este exquisito manjar que es el pescado

Recetas de pescados: Fideuá de marisco

Fideuá, una receta tradicional muy parecida a la paella pero que en vez de arroz se hace con fideos. Para hacer la fideuá original es necesario utilizar fideos finos, los cuales pueden ser de varios tamaños según el plato que hagamos. En esta ocasión, hemos utilizado fideos finos del nº 2, pero también podría hacerse la receta con fideos del nº 1.

Recetas de pescados

La fideuá de marisco es un plato sencillo de preparar, el verdadero secreto reside en el caldo que se utiliza para elaborarla. Por ello, es importante utilizar un buen caldo, que puede ser comprado si queremos que sea todavía más fácil o casero

Ingredientes

  •  400 gramos de fideos del nº 2
  •  8 gambas
  •  1 puñado de gambas peladas (pueden ser congeladas)
  •  1 sepia
  •  300 gramos de mejillones
  •  200 gramos de tomate triturado o 2 tomates
  •  2 dientes de ajos
  •  2 cucharadas soperas de tomate frito
  •  1 vaso pequeño de aceite de oliva
  • Para el caldo
  •  1 bolsa de espinas de pescado fresco
  •  4 cáscaras de gambas (opcional)
  •  2 dientes de ajos
  •  2 cucharadas soperas de pimiento choricero o ñora
  •  4 hebras de azafrán
  •  1½ litros de agua
  •  1 puñado de sal
  • Para el alioli
  •  Un vaso pequeño de aceite de girasol
  •  1 huevo
  •  1 diente de ajo
  •  Una pizca de sal

Preparación

Empieza a preparar el caldo de pescado. Para ello, pon en una olla un litro y medio de agua, añade las espinas de pescado (gallo, merluza, rape…, el que tengas), incorpora las cáscaras y las cabezas de las gambas si quieres potenciar el sabor, agrega 2 dientes de ajo pelados, las 2 cucharadas de carne de pimiento choricero, unas hebras de azafrán y un poquito de sal. Remueve todo y deja cocinar unos 20 minutos desde que empieza a hervir. Reserva.

Aparte, cuece los mejillones con un vaso pequeño de agua. Cuando estén, cuela el caldo y añádelo a la olla anterior para conseguir un caldo para fideuá todavía más sabroso.

Unta la base de la paellera con un poco de aceite y caliéntala a fuego medio. Añade la mitad de los fideos, dóralos con cuidado para que no se quemen, sácalos y echa la otra mitad de los fideos para hacer lo mismo. Reserva todos los fideos para seguir con la receta de la fideuá original.

Prepara el marisco lavando las gambas, limpiando la sepia y cortándola en trozos pequeños. Las gambas congeladas deberá descongelarse por completo. Si solo usas gambas frescas, recuerda que puedes pelar la mitad para usar las cáscaras y cabezas para el caldo que tienes en el fuego

Vuelve a calentar la paella a fuego medio con un chorro de aceite para saltear las gambas con cáscara. Simplemente cocínalas vuelta y vuelta y retíralas.

Saltea la sepia unos segundos y colócala a un lado de la paella para que se cocine lentamente. Añade los 2 dientes de ajos picados y, cuando empiecen a dorarse, incorpora el tomate triturado y el tomate frito, remueve y deja cocinar unos minutos.

Remueve el sofrito de la fideuá para integrar la sepia al tomate, añade nuevo los fideos tostados y mezcla bien.

Vierte el caldo de pescado (habiéndolo colado previamente para retirar espinas y cáscaras) de manera que cubra por completo los fideos y un poco más. Sube el fuego y cuando empiece a hervir bájalo de nuevo para cocinar la fideuá de marisco a fuego medio. Prueba de sal y rectifica si es necesario.

Pasados unos 10 minutos, añade las gambas con cáscara y las peladas y deja que la fideuá se termine de hacer. Ha de quedar seca, aunque si prefieres hacer fideuá de marisco caldosa solo tienes que agregar un poco más de caldo o agua.

Cuando veas que casi no queda caldo, añade los mejillones ya cocidos, apaga el fuego y deja reposar. Recomendamos tapar la fideuá con hojas de periódico.

Para saber cuándo está lista la fideuá de marisco, deberás fijarte en los fideos. Al secarse el caldo, los fideos empiezan a ponerse de punto, es entonces cuando se apaga el fuego y se deja reposar.

Congrio en salsa verde

El congrio en salsa verde es una recetas de pescados mas maravillosas! es un rico platillo que se prepara con una salsa espesa a base de perejil, harina y, en algunos casos, guisantes. Este plato también se puede acompañar con almejas o incluso unas buenas gambas. El congrio es un pescado firme muy gustoso y rico en vitamina A y D, ideal para hacerlo en salsas o cocido. 

Recetas de pescados

Ingredientes

  •  2 trozos de congrio
  •  Un vaso de vino blanco
  •  1 rama de perejil
  •  1 cebolla
  •  Un diente de ajo
  •  1 taza de aceite de oliva
  •  Una taza de harina de trigo (140 gramos)

Preparación

Lava bien los trozos de congrio y salpimienta. La cebolla lávala bien y córtala en julianas. En caso de querer hacer el congrio en salsa verde con almejas, puedes cocinar las almejas al vapor previamente y guardar el caldo de la cocción.

Enharina los trozos de congrio. Para ello, puedes usar tanta o tan poca harina como desees, pero antes de añadirlo a la sartén deberás quitar el exceso

Dora los trozos de congrio en una sartén con el aceite caliente. Cocina a fuego vivo por ambos lados, durante unos 3-4 minutos en total o hasta que esté bien doradito. Luego, reserva el pescado en un plato con papel absorbente para quitar el exceso de aceite. También puedes cocinar el congrio al horno o a la plancha para reducir el número de calorías

En el mismo aceite, saltea la cebolla cortada y revuelve para despegar las tiras. Puedes añadir otros ingredientes para potenciar el sabor del congrio en salsa verde, como puerro

Mientras se ablanda la cebolla, lava las ramitas de perejil y córtalas medianamente; si prefieres que se note menos córtalas más pequeñas. El ajo córtalo en cubitos pequeños

Agrega el perejil a la sartén y sofríelo durante unos 3-4 minutos con la cebolla, revolviendo constantemente.

Añade la harina para que se integre con los jugos de la cebolla y revuelve muy bien para que no se formen grumos.

Vierte el vino poco a poco mientras sigues mezclando para hacer una especie de crema no muy espesa. Sazona la salsa verde con sal y pimienta al gusto. Si decidiste añadir almejas, vierte caldo de la cocción al gusto cuando se haya reducido el alcohol del vino. Para que la salsa quede más espesa, tendrás que añadir un poco más de harina.

Integra los trozos de congrio, esparce la salsa por encima y deja la preparación unos minutos más a fuego bajo para que se mezclen los sabores. Y si optaste por agregar almejas, añádelas ahora. a está listo para servir con tu acompañamiento favorito!

La receta de congrio en salsa verde no es muy complicada, aunque sí un tanto laboriosa por contener diversos pasos. Es perfecta para cenar y para conseguir que los más pequeños coman pescado por su exquisito sabor. El alcohol del vino se reduce, pero si esto te preocupa porque el plato lo comerán niños, puedes sustuir este ingrediente por un poco de agua.

Si probaste alguna de estas recetas de pescados, cuéntanos como te fue, seguramente dejaste a tus comensales sorprendidos déjanos saber en los comentarios!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here