Los profiteroles son un postre exquisito que a la mayoría nos encanta. Puede comerse de distintas maneras pero una de las más deliciosas es cuando se rellenan de chocolate

y se sirven con chocolate calientes con una bola de helado de vainilla, creando un contraste de temperaturas y sabores que nos hace la boca agua. ¿Quieres saber más sobre este delicioso postre y cuál es su procedencia? Sigue leyendo atentamente.

Los profiteroles son unas Berlinesas elaboradas con una pasta especial llamada pasta choux y que se rellenan con distintos ingredientes al gusto que pueden ser helado, chocolate, crema, etcétera. También hay variantes saladas que pueden incluir queso aunque no es lo más habitual.

Los profiteroles

Este delicioso postre se usa en las cocinas de distintos países. En la española, los profiteroles se usan como un postre; sin embargo, el origen de estas pequeñas berlinesas rellenas de placer parece estar en Francia y datar del Renacimiento.

Aunque poco se sabe con certeza sobre el origen de los profiteroles, hay una historia que cuenta que este postre realmente es originario de Francia pero que fue un italiano el que lo introdujo: Catalina de Médici, después de haber contraído matrimonio con Enrique II de Francia y habiéndose convertido en reina, llevó a Francia desde la tierra donde nació, no solo sus recetas, sino también a sus chefs, entre ellos, Popelini quien creó en 1540 la pasta choux que se hizo popular en Francia y con esta misma los profiteroles.

Sin embargo, puede decirse que no fue hasta el siglo XVII cuando los profiteroles se hicieron realmente importantes en la gastronomía francesa, dentro de la repostería. A partir de ahí, la receta se ha ido extendiendo y usando en distintas cocinas del mundo hasta la actualidad. En Francia es un postre que no puede faltar en las bodas

Recetas

Ingredientes

  •  ¼ litro de Agua
  •  100 gramos de Mantequilla
  •  150 gramos de Harina
  •  1 pizca de Sal
  •  5 unidades de Huevos medianos
  •  ½ litro de Crema pastelera o nata montada
  • Para la salsa de chocolate:
  •  200 gramos de Chocolate para fundir
  •  1 vaso de Leche
  •  2 cucharaditas de Mantequilla

Preparación

Para realizar nuestra receta de profiteroles caseros, coge un cazo y pon a calentar el agua con la mantequilla y la sal. Deberás ponerlo a fuego medio. Precalienta el horno a 210ºC.

Una vez que la mantequilla se haya derretido y la mezcla rompa a hervir, incorpora la harina de un solo golpe y remuévelo todo con una cuchara de madera. No retires el cazo del fuego.

Deberás dejar la masa de los profiteroles caseros en el fuego hasta que se espese, se desprenda de las paredes y puedas manejarla con las manos. Para acelerar el proceso es necesario que no dejes de remover con la cuchara. En el momento en el que obtengas una masa consistente, retira el cazo del fuego y deja que se entibie.

Ahora que ya tienes una masa compacta, incorpora los huevos de uno en uno y mézclalos bien. Es fundamental que no añadas un huevo hasta que el anterior esté completamente integrado en la mezcla. Asimismo, es posible que con cuatro de los huevos la masa quede perfecta y no requiera de quinto, todo dependerá del tamaño que tengan

Una vez terminada la masa de los profiteroles fáciles, introdúcela en una manga pastelera y haz pequeñas bolas del tamaño de una nuez. Colócalas directamente sobre la bandeja de horno previamente engrasada y con cierta separación entre ellas, pues una vez dentro del horno incrementarán su tamaño. Si no tienes manga, haz las bolas con las manos.

Hecho esto, hornea los profiteroles durante 15-20 minutos, hasta que estén dorados. Recuerda que durante el proceso de horneado no debes abrir la puerta del horno porque la masa no aumentaría de volumen y el resultado no sería el esperado.

Cuando estén listos, retira los profiteroles caseros del horno y deja que se enfríen. Luego, ábrelos por la mitad y con una manga pastelera rellénalos de nata montada o crema pastelera, lo que tú prefieras. Si quieres saber cómo hacer crema pastelera, no te pierdas esta receta, y si prefieres la opción de la nata montada, también te explicamos el procedimiento.

Los profiteroles

Una vez rellenos y cerrados de nuevo, es el momento de preparar la salsa de chocolate. Para ello, coge un cazo y ponlo a calentar al baño María. Introduce el chocolate y la leche y no dejes de dar vueltas para que se derrita bien, luego añade la mantequilla y sigue mezclando. Cuando se hayan integrado por completo, vierte la salsa de chocolate sobre los profiteroles rellenos cuando todavía esté caliente.

Como ves, se trata de un proceso largo pero sencillo que te permitirá elaborar un postre delicioso que encantará a todos tus invitados. Si lo deseas, también puedes rellenar los profiteroles caseros con frosting de chocolate

Profiteroles salados

Ingredientes
  • 1/2 l. de agua
  • 125 gr. mantequilla
  • 150 gr. harina
  • 4 huevos
  • 1 pizca de sal

Preparación

  1. Hervimos el agua con la mantequilla y la sal. Retiramos la cacerola del fuego y vertemos la harina de golpe.
  2. Removemos, volvemos al fuego unos minutos hasta que la pasta esté suelta, la retiramos y dejamos enfriar. Entonces vamos añadiendo los huevos uno a uno sin poner el siguiente hasta que no esté bien absorbido el anterior. La pasta tiene que estar bien mezclada hasta que forme burbujas.
  3. Con una manga pastelera formamos unas bolas del tamaño de una nuez sobre la placa del horno (separadas porque crecen al cocerse). Llevamos al horno (180º) durante 20 min. sin abrirlo durante la cocción.

Relleno

  • 1 tarrina de queso crema de 150 gr
  • 100 gr de salmón ahumado muy picadito
  • El zumo de medio limón
  • Eneldo o cebollino picados
  • Huevas de salmón para decorar (opcional)

Preparación

Mezclamos el queso con el limón y el salmón picado. Añadimos un poco de eneldo picado. Rellanamos los profiteroles y decoramos con una ramita de eneldo y unas huevas de salmón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here