Cocinando se aprende y se ejercitan habilidades y herramientas de un modo natural y divertido. El proceso de cocinar con sus preparaciones, pasos, procedimientos y resultados ayuda a la motricidad, a seguir indicaciones, a trabajar en equipo y a organizarse. Para realizar las recetas hay que poder escuchar, comprender consignas y prestar atención.

Cuando se cocina se pone en juego la esencia de esta actividad: los sentidos. Las texturas de las masas, las direcciones de los sabores, los distintos aromas, los sonidos y los colores tienen domicilio en ese lugar de la casa. El asombro y la sorpresa de ver el efecto del polvo de hornear y de la levadura o las modificaciones de colores y consistencias luego del horneado darán pie a interesantes diálogos entre niños y adultos en una actividad compartida.

La intención siempre debe ser valorar la comida sana, base de una buena salud, pero sin caer en fundamentalismos. Se trata de sentir el ritmo de las estaciones y de lo que cada una de ellas nos brinda, de entender lo reconfortante de un plato calentito en invierno y lo agradable de una ensalada en verano, los colores de las primeras frutillas en primavera o los amarillos de los productos otoñales. De este modo al producir los platos que los alimentarán, los chicos crearán hábitos saludables e irán conociendo una dieta equilibrada y variada, sabrán de ingredientes y comidas de otros lugares distintos al propio a medida que van creciendo.

¿Listos para poner manos a la obra?

¡A cocinar!

Galletas con chips de chocolate

Estas galletas son súper fáciles de hacer y el resultado es fantásticos, son súper ricas, duran un minuto, ideales para tomar por la tarde un día cualquiera.

Además tienen la ventaja de que no hay ni que cortarlas con cortapastas ni darles forma, simplemente poniendo una cucharadita de la mezcla en la fuente (que ni siquiera hay que enmantecar), ya tenemos nuestras galletitas. Vamos a cocinar la receta.

Ingredientes

Para unas 20 galletas grandes

1 taza generosa de harina leudante (o harina común + polvo de hornear)
1/2 taza de azúcar negra
1 huevo
1/2 taza de chips de chocolate
60g. de manteca
1/2 taza de azúcar común
1 cdita. de esencia de vainilla
1/2 cdita. de canela en polvo
1 pizca (¡pizquita!) de sal
1/2 taza de azúcar común

Procedimiento

Primero mezclar la manteca blanda con los dos tipos de azúcar.

Posteriormente agregar el huevo e integrar.

Del mismo modo agregar la esencia de vainilla, la canela y la harina. Quedará una pasta.

De manera similar, incorporar por último los chips de chocolate y revolver.

Posteriormente incorporar por último los chips de chocolate y revolver.

Poner de a cucharaditas en una fuente de horno, bien separadas, porque crecerán. La fuente no hace falta enmantecarla. Tampoco hace falta dar forma a las galletas.

En definitiva hornear unos 15 minutos a fuego mínimo. Cuando las saquemos estarán blandas pero al enfriarse se endurecen.

Como resultado tendremos unas galletitas con chips de chocolate, que te quedaran muy aireadas y súper crocantes… ¡son adictivas!.

Cocinar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here