Consejos prácticos para enfrentar la vergüenza: La vergüenza es un auténtico obstáculo para nuestras muchas y variadas relaciones diarias. Si ya se es una persona vergonzosa, el camino a ser sociable es un proceso largo pero reconfortante al final cuando nos damos cuenta de todos los contactos que creamos.

enfrentar la vergüenza

De cierta forma, todos tenemos un poco de timidez en ciertas situaciones, hay algunos que han aprendido a superarlas mejor, pero la realidad es que las inseguridades del miedo a decir o hacer algo incorrecto abundan en muchas personas.

Las redes sociales se volvieron una herramienta útil para afirmar la identidad propia, ya que nos permitieron mostrar al mundo toda nuestra privacidad que no expresamos en el mundo real y crear nuevas relaciones de un modo que no se había pensado antes. Sin embargo, el abuso de éstas no te permitirá avanzar hacia el mundo real donde las situaciones incómodas abundan.

Es inevitable que estamos un mundo donde las relaciones sociales son cada vez más importantes y necesarias, por eso, estos consejos podrán ayudarte a superar de a poco la vergüenza que llevas dentro.

El desconocido: Mirar y saludar

Para algunos es normal mirar hacia abajo cuando va caminando por la calle. Eso es un signo de timidez. Haz la prueba de mirar a un desconocido cuando estés caminando en la calle y sonreírle. También, para no ir demasiado pronto a algo como esto, ve caminando con una postura de poder: cabeza en alto y hombros hacia atrás. Esto reducirá tu estrés y combatirá de a poco tu timidez.

Es costumbre de otras personas saludar cuando entran en un lugar. Es un buen mecanismo para vencer la timidez. Prueba entrando en cualquier lugar diciendo: “¡Hola!, buenos días o buenas tardes” según la ocasión. Práctica saludar durante una semana y será una costumbre en tu vida.

La fiesta: Meterse en la conversación

A veces es difícil en cualquier reunión social participar en conversaciones de las que no tenemos idea del tema. Sin embargo, es bueno escuchar atentamente cada opinión del tema y dar una propia aunque esté en tu mente el miedo a decir algo incorrecto. Todos nos equivocamos. Incluso, es bueno reírse de los errores de uno mismo. Los demás le restarán importancia a tu equivocación y no se burlarán. Otro consejo es adoptar la postura de poder mientras se está dando una opinión. Te hará sentir seguro y te verán seguro. Lo mismo si queremos hablar de algo de lo que sí sabemos. No tengamos miedo de las reacciones de los demás.

Actividades que te gusten con otros

Es bueno animarse a hacer aquellas actividades que te gustan y compartir los mismos intereses con otras personas que no conoces. Fomenta la confianza y la sociabilidad inmediatamente.

Sobre todo hay que tener en cuenta que hay que ser uno mismo y mostrarse así ante los demás. Buscar el estilo propio que quieras para poder enfrentar la vergüenza .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here