Ajna es el sexto chakra, también conocido como tercer ojo. Situado en la zona del entrecejo, está relacionado con nuestra capacidad de liberarnos gradualmente de limitaciones autoimpuestas y ver el contexto más amplio y verdadero de nuestras vidas.

El elemento del ajna es la luz, por lo que su estado de energía es la luminiscencia. Además, su función psicológica es la intuición que resulta en imaginación con orientación a la autoreflexión y cuyo demonio es la ilusión. En este chakra se realiza la construcción de la identidad arquetípica. Y aquí se desarrollan la visión, la visualización, la clarividencia, la intuición y la imaginación.

Sexto Chakra

Símbolo

Ajna se representa como un loto de dos pétalos. Recuerde, vimos que la cantidad de pétalos (o radios si visualizamos los chakras en forma de ruedas) representan la cantidad de nadi que pasan por el centro de energía.

Aquí tenemos los dos principales nadi, ida y pingala parando (o comenzando, esto es solo un punto de vista) el ajna.

En el corazón del loto, vemos un círculo (la luna llena) que contiene un triángulo que apunta hacia abajo. En el centro del triángulo se dibuja la letra OM.

Los pétalos del loto contienen las letras HA y KSHA. El triángulo también contiene el lingam Itara, una piedra erguida brillante y erecta.

Ubicación

Ajna, se encuentra en el área del tercer ojo, que se localiza en el espacio entre las cejas. Abarca la glándula pituitaria y la pineal, los ojos, la cabeza, y el cerebelo. Un tercer ojo, invisible pero poderoso, es el centro de la intuición.

Está situado en el punto del tercer ojo, en el centro de la frente, un poco más arriba de las cejas. Es el chakra asociado con el tercer ojo, con el cual ves más que con dos ojos. Los dos ojos te dan dimensión en el mundo normal; el tercer ojo te da la visión, la profundidad y la dimensión de los mundos sutiles. Su función es ver lo invisible y conocer lo desconocido. Es el centro de la intuición y de nuestra conexión directa con la fuente infinita de sabiduría. Es diferente del poder psíquico que usa energía del tercer chakra y trabaja de él, y por ende, puede ser subjetivo en su apreciación.

Importancia

Es a través de este chakra que nos abrimos al mundo y a la experiencia espiritual, aquí comienza la conexión y la apertura mental que nos permite captar, soñar, imaginar, percibir, crear. Es decir, la facultad de visionar lo que deseamos para nuestra vida y materializar nuestros sueños a través de esta misma confianza.

Este chakra, además, nos proporciona el sentido de la orientación, por eso, aquellas personas que sienten que no tienen un rumbo claro en su vida, que no confían en sus propias ideas, o que no saben bien hacia dónde enfocar su energía, deben trabajar para armonizar este centro. Ya que es a través de él y de la intuición que encontrarán las respuestas, porque aquello que sentimos como una corazonada, siempre es información relevante acerca de nuestro camino a seguir. No desestimes tus intuiciones.

Desequilibrios del chakra

En Ajna, el sexto chakra, el desequilibrio generado por una energía escasa o débil en este centro se muestra como incapacidad de ver lo obvio, negación de problemas o cambios, ser fácilmente engañado o engatusado, caos, codependencia, relaciones abusivas, dificultad para planear el futuro, pérdidas de memoria, falta de alegría y ansiedad.

El desequilibrio opuesto, causado por un exceso de energía en este centro causa fantasías, alucinaciones, dificultad para concentrarse, obsesión, desilusión, pesadillas, confusión y agitación.

Sexto chakra equilibrado:

Cuando este centro se encuentra en equilibrio nos aporta un intelecto aplicado y una fuerte intuición, usando la imaginación de forma positiva. Somos capaces de ver siempre una perspectiva amplia y no nos dejamos engañar por los detalles y las apariencias. Podemos leer entre líneas y percibir los detalles y matices de cada situación. También nos permite relacionarnos e influenciar los reinos espirituales, establecer objetivos de cara al futuro y emprender las acciones que nos lleven a alcanzarlos.

Cuando nuestro quinto chakra está equilibrado presentamos los siguientes síntomas

Cuando este centro de poder personal se encuentra en armonía, tenemos clara cual es nuestra trayectoria vital y hacia donde nos dirigimos, permitiéndonos desarrollar nuestros propósitos, y alejando aquello que nos obstaculiza el camino. Por ello, tenemos una visión positiva de nosotros mismos, lo cual nos ayuda para avanzar en dirección a nuestras metas.

Nuestra mente se encuentra abierta y dispuesta para el aprendizaje. Distinguimos entre los pensamientos que nos empoderan y que están en sintonía con nuestra verdad interior de aquellos que son basados en miedos e ilusiones. Con el desarrollo de este chakra, se llega a la auténtica madurez y desarrollo personal.

Somos capaces de controlar nuestros pensamientos y convertirnos en el «espectador», sin involucrarnos en la vorágine, y observando desde todos los planos , para obtener una comprensión global. Podemos mantener nuestra concentración, y enfocarnos en lo que queramos a pesar de que tengamos interrupciones . La voz interior, o intuición, se escucha con claridad, independientemente del «ruido» externo.

Recomendaciones para equilibrar este chakra:

Alimentos

Los alimentos elementales que ayudan a los chakras son todos comestibles básicos saludables. Por ejemplo, todas las frutas, verduras, grasas saludables y comida integral tienden a promover la apertura en todo el sistema de chakras.

Sin embargo, también hay alimentos específicos para el chakra del tercer ojo y añadirlos a la dieta diaria puede ayudar a prevenir o combatir los bloqueos.

Estos suelen ser de color púrpura como uva negra, berenjena, col morada e incluso chocolate, ya que incluye sustancias que ayudan a calmar el estrés.

Aromaterapia

Ciertos olores ayudarán a llamar su atención y energía curativa hacia el chakra Ajna. Use incienso y aceites esenciales extraídos de las siguientes plantas: sándalo, enebro, romero, salvia, vetiver e incienso. Si utiliza aceites esenciales en aplicación directa (es decir, ungiendo el chakra directamente), asegúrese de diluirlos con un aceite portador para evitar la irritación de la piel.

Mantener todos tus chakras en equilibrio a veces puede ser un reto. Si encuentras que experimentas el tipo de problemas mentales y físicos asociados con un chakra Ajna desequilibrado, esperamos que las sugerencias proporcionadas aquí puedan ayudarte a superarlos. Mantener el Tercer Ojo abierto es una parte extremadamente importante de vivir una vida equilibrada y conectada.