En este articulo te traemos el salmo para conseguir trabajo, mas efectivo como lo es el salmo 89. Así como también oraciones para que nos vaya bien en nuestros empleos.

Salmo para conseguir trabajo:

El trabajo en los Salmos

El trabajo aparece regularmente a lo largo de los ciento cincuenta salmos. Algunas veces, el interés de los salmos en el trabajo recae en la ética individual, incluyendo la integridad y la obediencia a Dios en nuestro trabajo, el trato con la competencia y la ansiedad acerca del éxito aparente de las personas deshonestas.

Salmo para conseguir trabajo

Otros salmos tocan el tema de la ética de las organizaciones —ya sean tan pequeñas como un hogar, o tan grandes como una nación. Los temas modernos a los que aplican estos salmos incluyen la ética de negocios, el manejo de la presión institucional, la globalización, las consecuencias de las fallas en el lugar de trabajo y las infracciones a nivel nacional. Otro tema principal relacionado con el trabajo en Salmos es la presencia de Dios con nosotros en el trabajo.

Aquí encontramos temas tales como la guía de Dios, la creatividad humana fundamentada en Dios (quien sostiene toda la productividad), la importancia de hacer un trabajo realmente valioso y la gracia de Dios en nuestro trabajo. Los salmos se interesan de forma particular en el trabajo del matrimonio, la crianza de los hijos y el cuidado de los padres. Bajo todos los temas particulares, se encuentra la proclamación de Salmos de la gloria de Dios en toda la creación. La gran variedad de temas relacionados con el trabajo en este libro no es una sorpresa.

Salmo para conseguir trabajo:

Oración para que todo salga bien en el trabajo

I

Amado Dios, vengo hoy ante ti para pedirte ayuda con esta oración. Antes que nada Dios, te quiero pedir perdón por mis desobediencias, porque así como Adán te desobedeció comiendo la fruta prohibida y la tierra fue maldita por su culpa, también yo he fallado

Perdóname y no permitas que yo me someta a penosos trabajos todos los días de mi vida.

Señor Dios, te clamo por que solo tú escuchas con misericordia a mis ruegos; fíjate en la miseria, el trabajo y la opresión que imponen los que oprimen al trabajador, y líbrame!.

II

Dios, te necesito conmigo porque solo tú haces justicia para el trabajador. En cambio, allá afuera la gente es injusta y aun capaz de despedir al empleado con las manos vacías.

Con esta plegaria, te pido que me des sabiduría para que yo no caiga en maldición y otros roben el fruto de mi trabajo.

Señor, guárdame de tener jefes que tratan a los empleados con crueldad y oprimen con trabajos forzados, haciendo proyectos que solo les benefician a ellos y a nadie más.

III

Oh Dios, no permitas que yo viva una vida amargada por causa del trabajo esclavizante y abusivo que me quieran imponer.

Aunque yo tuviera el mejor trabajo del mundo, en esta oración del trabajo me comprometo Señor a obedecer tus mandamientos. Y dar reposo a mi cuerpo una vez por semana, y así poder honrarte Dios mío.

Señor dame pericia y habilidad en mi trabajo, así como le diste a tus siervos Bezalel y a Aholiab, que hicieron trabajos magníficos para ti.

Oro para que llegue el día en que pueda reunir a mi familia y regocijarnos por los logros de mi trabajo, porque tú Señor Dios nos habrás bendecido.

IV

Señor, sé que si tu bendices mi trabajo, no hay nada ni nadie que evitará que yo progrese; por eso te aseguro que ayudaré a los más necesitados para que puedan comer.

No seré mezquino sino generoso con mis bendiciones; si mi hermano en la fe me pide prestado, no le cobraré intereses; y ni aunque fuese por error o descuido.

Si una parte del fruto de mi trabajo quedara en manos de alguien más necesitado que yo, no le reclamaré que lo devuelva.

V

Dios mío, deseo con todo el corazón que tú me bendigas, porque en tu bendición hay auténtica prosperidad para mi trabajo, mi familia, mis posesiones y mi futuro.

Abre los cielos, tu generoso tesoro, para derramar a su debido tiempo tu lluvia de bendición. Luego, yo prestaré a muchos y ya no tomaré prestado de nadie.

Ahora te alabo Señor porque al ser obediente recibiré tu bendición en mis ahorros, en todo el trabajo de mis manos y en la tierra que tú me das para vivir. En el nombre de Jesús, Amén.

Salmo para conseguir trabajo:

Salmo 89 para conseguir un buen empleo.

I

Amado Dios, padre de generosidad y bondad, hoy estoy aquí, elevando esta oración hasta Ti para darte gracias por la dicha de ser tu hijo y por la esperanza que solo se encuentra caminando bajo tu dulce abrigo.

Gracias por el sublime regalo de la vida y gracias también porque a pesar de las dificultades Tú siempre me ayudas a resolver mis necesidades más apremiantes. Me das un techo que me resguarda, me das alimento para el cuerpo, para el espíritu y me das la fuerza que necesito para no sucumbir ante las pruebas ni las tempestades.

Señor, Tú conoces mejor que nadie mis anhelos, mis alegrías, mis preocupaciones y también mis tristezas. Es por eso que hoy recurro hasta Ti con una solicitud muy especial y con la certeza de que mi clamor será escuchado: Por favor ten piedad de mí, ponme en pie y dame la alegría de conseguir un buen empleo.

II

Es hora de salir adelante, quiero dejar atrás las deudas, la carencia y vivir una vida en suficiencia y bienestar. Pero mis anhelos solo serán realidad si Tú estás conmigo y me orientas para cumplir tu preciosa voluntad.

Padre, tu brazo está lleno de poder, tu mano es fuerte y alta es tu derecha; te pido que pongas las condiciones a mi favor, guía mis pasos por el camino correcto, dame sabiduría para tomar buenas decisiones y apóyame en esta búsqueda que estoy llevando.

Amado Dios, gracias por escuchar mi oración honesta que nace del corazón. Desde ahora me deposito con esperanza en tus manos y avanzaré con confianza Porque sé que Tú me permitirás encontrar un buen trabajo. Que mi bolsa vacía poco a poco irá siendo llenada y que en mi hogar reinarán la paz, la salud, la tranquilidad, el bienestar y tu abundancia, Amén.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here