¿Cómo detectar hipotiroidismo y que alimentos pueden ayudar a tratarlo?

Un tema que tiene en vilo a una gran parte de la población femenina es el funcionamiento de su tiroides. Una de las problemáticas más comunes que se generan a partir de esta glándula, es la disminución en su actividad funcional (provocando un descenso en la secreción de hormonas tiroideas) lo cual conlleva a un conjunto de dificultades que no nos permiten desempeñar normalmente nuestras actividades cotidianas. Esta enfermedad  es conocida como hipotiroidismo.

Las mujeres son más propensas a tener este problema y así lo afirma el Doctor Daniel López Rosetti quien corrobora que “la enfermedad más frecuente de la tiroides es el hipotiroidismo y nueve de cada diez casos se presentan en mujeres”. Además hay que tener en cuenta, según el especialista, que con frecuencia esta enfermedad se manifiesta en edades media de la vida y es común en personas con antecedentes familiares.

mujer

Los síntomas del hipotiroidismo son muchos y muy variados. Por su misma naturalidad a veces no nos llaman la atención provocando perjudicialmente, un diagnóstico tardío de esta problemática.

¿Qué síntomas hay que tener en cuenta para detectarlo?

Como se ha dicho anteriormente, hay un conjunto de manifestaciones que hay que tener presentes para poder diagnosticar este problema y actuar rápidamente de cara a una solución.

En un principio hay que considerar los siguientes síntomas:

  • Heces duras o estreñimiento
  • Aumento de la sensibilidad a la temperatura fría
  • Fatiga o sentirse lento
  • Períodos menstruales abundantes o irregulares
  • Dolor muscular o articular
  • Palidez o piel reseca
  • Tristeza o depresión
  • Cabello o uñas quebradizas y débiles
  • Debilidad
  • Aumento de peso

cansada

Si el problema no ha sido detectado, pueden presentarse de manera tardía, las siguientes dificultades:

  • Disminución del sentido del gusto y el olfato
  • Ronquera
  • Hinchazón de la cara, las manos y los pies
  • Discurso lento
  • Engrosamiento de la piel
  • Caída del vello de las cejas
  • Baja temperatura corporal
  • Frecuencia cardíaca lenta

Como puede verse, hay ciertos síntomas que parecen comunes y suelen desviar la atención de las personas. Por esto, es muy importante generar conciencia de los mismos y así poder detectar a tiempo esta enfermedad. Lo más conveniente es, en caso de presentarse y repetirse algunos de estas dificultades, concurrir ante un profesional médico, para que por medio de exámenes físicos y de sangre, puede detectar el origen de estas manifestaciones.  Descubrir tempranamente la existencia de esta irregularidad en la glándula tiroidea, permite una rápida acción y un mejor tratamiento.

¿Qué alimentación es la adecuada para casos de hipotiroidismo?

Además de tener en cuenta todos los consejos médicos, acompañados de una medicación adecuada acorde al estado de cada individuo, hay un conjunto de alimentos que pueden mejorar considerablemente el estado de las personas con hipotiroidismo. Entre ellos podemos encontrar:

  • Alimentos ricos en fibra: Ayuda a evitar el aumento de peso y controla los niveles de insulina en sangre. Además colaboran para una mejor digestión. Aquí podemos encontrar variedad de verduras, frutas, granos enteros sin gluten y legumbres. comida
  •  Alimentos ricos en selenio: Las propiedades del selenio ayudan a mejorar el desarrollo hormonal. Por ejemplo puede ser el pollo, salmón, nueces, cebolla y ajo.
  •  Alimentos ricos en yodo: Ayuda a regular la hormona tiroxina (segregada por la tiroides) y así colabora con el buen funcionamiento de la glándula. Por ejemplo las algas, sal de mar, mariscos y sal yodada.

Si bien el hipotiroidismo es un problema que requiere nuestra mayor atención no debe asustarnos, dado que el tratamiento es muy efectivo y nos permite llevar a cabo nuestra vida con total normalidad. Es muy importante generar conciencia sobre esta enfermedad (más particularmente considerando los factores de riesgo del género femenino y la herencia familiar) y siempre recordar que un temprano diagnóstico nos conlleva a un mejor tratamiento.