Beneficios de ir a la playa: Amantes de la playa, del calor, del sonido de las olas, del sol, pueden estar contentos y disfrutar esta noticia! Ir a la playa, está comprobado por científicos de que trae beneficios a tu salud!

Sii beneficios a tu salud física y mental. Salir de tu día a día, escapar de la rutina, respirar el aire puro que se encuentra en la playa te ayuda a liberar el estrés acumulado en la semana, o en meses, o quien sabe cuanto tiempo hace que no te vas a la playa!

Alivia el estrés

El primer beneficio de ir a la playa es aliviar el estrés. Tanto el sol como las olas combinadas trabajan para relajar completamente el cuerpo, liberarlo de sus dolores y apaciguar el estrés diario. No solo se libera serotonina casi de inmediato cuando se llega a la playa (la serotonina es una hormona clave para la relajación y la felicidad), sino que el sonido y las imágenes de la playa y el océano son relajantes y aportan paz. Los efectos calmantes del sonido de las olas a menudo se eligen para las máquinas para dormir. Además, la terapia de luz es algo prescrito por médicos y terapeutas para ayudar al paciente a combatir la ansiedad y el estrés

Mejoras en la piel

Si algo tiene el agua de mar además de ser refrescante, es que contiene diversos minerales muy beneficiosos para la piel, entre ellos están: magnesio, sodio, potasio, yodo y calcio, razón por la que el agua es salada.

Beneficios de ir a la playa

Esta composición trae mejoras en las enfermedades dermatológicas como dermatitis, reduciendo la inflamación y generando una acción antialérgica en la piel. Además, mejora la circulación de sangre en los tejidos y tiene un efecto antioxidante.

Fortalece los huesos

Estar al sol hace que sinteticemos más vitamina D, esencial para fijar el calcio a los huesos. Además, el ejercicio realizado en la playa también ayuda a favorecer la densidad ósea, evitando la osteoporosis.

Reducir la depresión

Sí, si estás pasando por un momento difícil, acudí a la playa, sentate en la arena, volcate en las olas, dejá que el sol te queme un poquito, por supuesto, NO sin protector solar, como digo siempre, todo en exceso es malo, EXCEPTO VIAJAR. Distraete, respirá varias veces, dejá que la brisa del mar te despeine.

Y si tenés algún amigo/a o familiar que esté pasando por alguna tristeza o depresión, no dudes en llevarlo, te lo va a agradecer. Hasta para las personas ancianas, les viene bien salir del encierro, y respirar el aire de playa. Los verás mucho más contentos.

Aumenta el apetito

Para aquellas personas a las que les cuesta comer, especialmente niños, la playa da mucha hambre. La actividad física, estar al sol, correr, nadar y jugar hace que los niños, y los adultos, lleguen a mediodía con muchas ganas de comer. Eso sí, hay que procurar llevar una dieta sana también en la playa, consumiendo sobre todo alimentos que nos proporcionen hidratación como frutas y ensaladas. También hay que beber mucha agua.

Mejora nuestro sistema respiratorio

La brisa marina es rica en yodo, un mineral que ayuda a regular la glándula tiroides. Además, el mayor grado de humedad de la playa hace que expulsemos los mocos o flemas del sistema respiratorio, mejorando nuestra respiración, la ventilación pulmonar y, como decíamos, reduciendo el ritmo cardiaco, lo que hace que aumente la hemoglobina y los hematíes en sangre. Por otra parte, la brisa produce ozono de forma natural, sustancia que tiene propiedades bactericidas. Por eso, el mar es el lugar ideal para tratar enfermedades crónicas respiratorias o, simplemente, para curar un resfriado.

Beneficios de ir a la playa: Favorece el sueño

El entorno marítimo, a no ser que vayas a una playa llena de gente y ruidos en pleno mes de agosto, ayuda a relajarnos, reducir el estrés y, por lo tanto, dormir mejor. ¿No te pasa que en la playa duermes más horas por la noche a pesar de dormir siesta? Como decían nuestros padres “la playa cansa”. Pero no es exactamente que estemos más cansados, sino que estamos más relajados, lo que favorece el sueño. La ionización negativa de la brisa marina aumenta los niveles de serotonina en nuestro organismo, lo que disminuye nuestra ansiedad. Esto, unido al aumento de ejercicio físico, favorece la disminución del ritmo cardiaco, una mejor oxigenación y la relajación de todo el cuerpo, por eso nos entra sueño tras un largo día en la playa.

El relajante sonido de las olas tranquiliza nuestra mente y nuestro cuerpo

No hay nada más relajante que escuchar el sonido de las olas mientras descansas junto al mar. Si bien se puede pensar que es la imaginación, en realidad diversos estudios demuestran que los beneficios de ir a la playa incluyen un mayor rejuvenecimiento, a medida que los patrones de ondas del cerebro encuentran un estado de verdadera calma.

Beneficios de ir a la playa

Además, cuando juegas en las olas, tu cuerpo se ve obligado a enviar más sangre al corazón mientras flotas. Este aumento del flujo sanguíneo maximiza tu estado de alerta, haciendo de las olas una buena razón para ir a la playa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here