El día de hoy hablaremos sobre los beneficios de montar en bicicleta, quédate con nosotros para descubrir estas increíbles virtudes de andar en bici!

Reduce el colesterol malo

Mucha gente sufre auténticos dolores de cabeza intentando reducir su colesterol. El colesterol “malo” tal y como es conocido el LDL- se elimina con actividades físicas completas. Un ejemplo claro es montar en bici.

Beneficios de montar en bicicleta

Se estima que, con una hora de bicicleta, se queman unas 500 calorías, la mayor parte de ellas en forma de grasas. Por ello, el colesterol LDL se reducirá de forma importante, pero esto no será lo único positivo de pedalear. Por otro lado, el colesterol HDL –el bueno- aumentará, ya que los vasos sanguíneos ganarán flexibilidad.

De esta forma, pedaleando en la bicicleta se evitan numerosas enfermedades cardiovasculares. ¡Practicar ciclismo mejora y hace más resistente a nuestro corazón!

Fortalece la espalda

Puede parecer sorprendente. A simple vista, no nos planteamos que la postura que adoptamos montando en bicicleta sea buena para la espalda. No obstante, la inclinación de nuestro cuerpo hacia el manillar favorece que los músculos del área lumbar se tensen y se refuercen. De esta forma, ganamos resistencia en esta parte de la espalda, ideal para estabilizar el tronco.

¿Qué problemas futuros evitamos con el fortalecimiento de nuestra espalda? Los dolores de espalda por el sedentarismo, como norma general, desaparecen y la posibilidad de tener hernias disminuye considerablemente.

Para que todo esto sea posible debes mantener una correcta posición del cuerpo mientras montas en bicicleta. ¿Cuál es la postura adecuada? No hay unas pautas fijas, ya que dependiendo del tipo de bicicleta, la espalda deberá acomodarse de una forma o de otra. Por ejemplo, en una bicicleta de montaña, la inclinación de la espalda deberá ser mayor que en una BMX, puesto que las características del manillar y del sillín son totalmente distintas.

Tonifica los músculos de las piernas

Montar en bicicleta es una actividad ideal para fortalecer los músculos de las piernas. Cuádriceps e isquiotibiales son los que más trabajan y, por lo tanto, los que más se tonifican. Los gemelos también se ejercitan dando pedales, aunque en menor medida que los otros dos músculos.

Lo mejor de este deporte es que el refortalecimiento característico lo puedes llevar a cabo a cualquier hora del día y de múltiples formas posibles: yendo al trabajo, en el gimnasio, en casa, de excursión en la montaña o de paseo en la ciudad. ¡La flacidez y la debilidad de las piernas llega a su fin practicando bicicleta de forma habitual!

Refuerza las rodillas

Y si el ciclismo es bueno para los músculos de las piernas, también lo es para las rodillas. Estas articulaciones, según nos vamos haciendo mayores, van deteriorándose provocando infinidad de dolores. Determinadas actividades físicas en exceso –como correr- no favorecen el buen estado de nuestras rodillas, ya que desgastan los cartílagos de las mismas acelerando problemas como la artrosis.

Sin embargo, montar en bici no castiga estas articulaciones, todo lo contrario, ¡las protege! Los músculos de las rodillas se desarrollan con esta actividad, implicando una mayor sujeción en estas articulaciones. Además, al recaer la mayor parte del peso del cuerpo en el asiento, las rodillas no sufren, evitando que los cartílagos se desgasten de forma brusca. ¡Hablamos de un deporte de bajo impacto!

Mejora el sueño

Cuando tienes un estilo de vida sedentario, es normal que tengas problemas para conciliar el sueño. La falta de descanso a menudo está causada por hacer poco ejercicio.

Practicar ciclismo es una forma de recuperarte de los patrones de sueño irregulares y de volver a adaptarte a un estilo de vida más saludable.

Por tanto, si sufres de insomnio, puedes remediarlo aficionándote a montar en bicicleta todos los días. Sin embargo, si quieres dormir temprano, puede que sea mejor que no hagas ciclismo muy tarde.

 Favorece el movimiento de los intestinos

Por otro lado, andar en bicicleta con regularidad ayuda a combatir el estreñimiento,Si tienes problemas digestivos, pedalear un rato cada jornada puede ser un buen complemento al tratamiento indicado por el médico.

Elimina la depresión y el estrés

El apartado anterior ayuda a acabar con estos dos trastornos mentales tan complejos. El ejercicio físico permite oxigenar el cerebro y crear determinadas hormonas que ayudan a combatir estos estados negativos. Numerosos  estudios demuestran lo dicho, afirmando que montar en bicicleta hace más felices y elimina muchos problemas psicológicos a todos aquellos que practican esta actividad.

La depresión y el estrés también se eliminan por el gran poder de evasión que posee el ciclismo. Montar en bicicleta es una actividad que no exige mucha concentración, lo que permite desconectar o escuchar música con total tranquilidad.

Sin embargo, pedalear no hace milagros. En el caso de tener una depresión algo más agresiva, es probable que necesites seguir algunos trucos para eliminarla de tu mente.

Reduce la probabilidad de tener cáncer y diabetes

Múltiples estudios han demostrado que montar en bici es tan saludable y positivo para nuestro organismo, que reduce la probabilidad de padecer enfermedades tan mortales y graves como el cáncer y la diabetes.

El sistema inmunológico se potencia de tal forma, que los fagocitos creados son capaces de eliminar células cancerígenas que vayan surgiendo en el cuerpo del ciclista. Obviamente, no es un remedio infalible, pero cualquier ayuda es buena para combatir males tan extendidos como el cáncer.

Adiós a la celulitis

La tonificación de la musculatura nombrada anteriormente, junto a la acción de masaje sobre nuestra piel que provoca el pedaleo, moviliza activamente el agua y toxinas del organismo impidiendo la acumulación de grasas al quemarlas para producir energía.

Te ayuda a vivir más tiempo

 El ciclismo ayuda en la reducción de condiciones peligrosas, tales como las enfermedades cardiovasculares, la obesidad y la diabetes, entre otras. Además, gracias a que es un ejercicio aeróbico, colabora en la regeneración de las células.

Las personas que practican regularmente ciclismo o, en líneas generales, cualquier actividad física similar suelen gozar de una vida más larga y saludable que aquellos que no lo hacen. De seguro habrás notado que existen muchos atletas aficionados a este deporte que, después de cumplir 70 u 80 años, lo siguen practicando.

Beneficios de montar en bicicleta

En definitiva, el ejercicio siempre es positivo, pero montar en bicicleta tiene además beneficios sociales, medioambientales e incluso económicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here