Beneficios de una alimentación saludable: Una alimentación saludable es uno de los hábitos más importantes para tener una buena salud, no solo a nivel físico sino también mental. Por este motivo, es importante adoptar unas costumbres tanto de nutrición como de ejercicio físico, ya que contribuyen a mejorar la calidad de vida. En este post, vamos a explicar la importancia de la alimentación y algunos consejos para llevar a cabo una dieta equilibrada.

Es cierto que la alimentación es algo más que una necesidad, pues también supone placer y una forma de expresarse. La alimentación debe satisfacer estos tres pilares y mantener un equilibrio entre ellos. Hoy en día, existe una amplia variedad de alimentos, pero no todos son apropiados para llevar un estilo de vida saludable.

Beneficios de una alimentación saludable

Por lo tanto, hay que conocer la importancia de la alimentación para decidir qué alimentos debemos consumir, en qué medida y cuáles se deben eliminar por completo de nuestra dieta y la de nuestra familia. La amplia disponibilidad de alimentos que se encuentran hoy en día, en muchas ocasiones, lleva a comer en exceso, y a escoger de forma errónea los nutrientes que debemos consumir.

¿Qué es una alimentación saludable?

Una alimentación saludable y equilibrada es aquella que contiene todos los nutrientes necesarios para que nuestro organismo funcione correctamente a lo largo del día y la que, además, consigue reducir el riesgo de padecer enfermedades. Este tipo de dieta es importante en cualquier etapa de la vida, pero hay que hacer especial hincapié en la etapa del crecimiento.

Para seguir una dieta sana no se debe excluir ningún grupo nutricional, por lo que la variedad de alimentos es un elemento fundamental, pero en las proporciones adecuadas. La dieta debe adaptarse a la edad, el peso y el estado físico de cada persona. Además, los atributos que la caracterizan son: equilibrio, moderación y, muy importante, que sea apetecible.

A las condiciones anteriores, en los últimos tiempos, se ha añadido una característica nueva: la sostenibilidad. La dieta, además de saludable para nuestro organismo, debe ser respetuosa con el entorno o medio ambiente en el que vivimos.

Beneficios

Pérdida de peso

Una bajada de peso en pacientes con obesidad o sobrepeso puede reducir el riesgo de padecer algunas patologías cardiovasculares en ciertos pacientes como:

  • Enfermedades cardíacas
  • Diabetes
  • Disminución de la densidad ósea
  • Aumento de las probabilidades de desarrollar algún tipo de cáncer

Si estás pensando en reducir la ingesta de calorías diaria, las frutas y verduras no pueden faltar en tu dieta. Deshazte de los alimentos procesados y anímate a cocinar por ti mismo recetas sanas, ricas y sencillas. Y no te olvides de realizar una hora de ejercicio moderado al día para mantener el corazón joven.

Reducir el riesgo padecer cáncer

Como hemos comentado anteriormente, una dieta poco saludable puede llevar a una persona a sufrir obesidad, lo que puede hacer aumentar el riesgo de padecer cáncer.

Un estudio del año 2014 desveló que una dieta rica en frutas reducía las posibilidades de sufrir cáncer en el tracto gastrointestinal superior y también, que ingerir una gran cantidad de fibra disminuía el riesgo de cáncer de hígado y de cáncer colorrectal.

Además, muchos de los fitoquímicos que encontramos en los vegetales y en las legumbres actúan como antioxidantes, lo que protege a las células del daño que puede causar el cáncer. Algunos de estos antioxidantes son los betacarotenos, el licopeno y vitaminas A, C y E.

Controlar los síntomas de la diabetes

Comer de una manera más saludable puede ayudar a los diabéticos a:

  • Perder peso, en caso de que sea necesario.
  • Mejorar los niveles de glucosa en sangre.
  • Mantener la tensión y el colesterol en niveles adecuados.
  • Prevenir o retrasar complicaciones derivadas de la diabetes.

Es esencial para estas personas reducir la ingesta de comidas con azúcares añadidos y sal, y evitar en la mayor medida posible las grasas saturadas.

Salud cardíaca y riesgo de infarto

Cada vez son más los pacientes que sufren de algún tipo de enfermedad cardiovascular. De acuerdo con la Fundación Canadiense del Corazón y el Infarto, hasta un 80% de los casos de enfermedades cardíacas prematuras se podrían haber prevenido con cambios en el estilo de vida, como aumentando la actividad física o mejorando la dieta.

La salud de la próxima generación

Los más pequeños aprenden los hábitos relacionados con la salud de los adultos que les rodean.

Comer en casa suele ayudar, algunos investigadores han descubierto que aquellos niños que comen regularmente con sus familias ingieren más verduras y menos cantidad de azúcar que los que comen en casa de manera menos frecuente.

Huesos y dientes más fuertes

Una dieta con niveles adecuados de calcio y magnesio es necesaria para tener huesos y dientes fuertes. Mantener los huesos sanos es muy importante a la hora de prevenir la osteoporosis y la artritis en edades mayores.

Algunos de los alimentos ricos en calcio son:

  • Productos lácteos desnatados
  • Brócoli
  • Coliflor
  • Col
  • Tofu
  • Legumbres

Mejora del sueño

Son muchos los factores que pueden modificar los patrones del sueño.

La apnea del sueño ocurre cuando las vías respiratorias se bloquean de manera repetida durante el sueño. La obesidad, un gran consumo de alcohol o una dieta poco saludable son factores que afectan en gran medida a las dificultades para conciliar el sueño. Para descansar mejor es recomendable reducir la ingesta de alcohol y de cafeína.

Beneficios de una alimentación saludable

Sabemos que en verano es más difícil mantener los hábitos de vida saludables. Las vacaciones, las salidas con la familia y amigos hacen que nos cueste comer sano, evitar las bebidas azucaradas y el alcohol, y también practicar ejercicio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here