¿Quién dijo que los perros no sienten culpa? Si eres de las personas que sucumben ante los videos de perritos tiernos este artículo es para ti. ¿No me crees? Ya lo verás.

Hace algunos días vi un video en el canal de Daniel Martino que capturó de inmediato mi atención. Todo parece normal, son dos perros y su dueño les habla pero la situación se pone un poco tensa entre los tres. Antes de que termine se puede adivinar un poco el resultado: es un regaño por haberse comido un zapato.

Perros

Ante la situación, ambos canes se quedan mudos y no sabes qué hacer hasta que uno de ellos se delata y asume su responsabilidad. Lo que enternece es la cara del perro y su actitud pues no sabe dónde ocultarse. Además se muestra apenado por lo que hizo.

Luego de la carga emocional caben un par de preguntas: ¿los perros entienden la voz humana? y ¿los perros tienen sentimientos?

Veamos que tiene que decir la ciencia al respecto.

Perros: voces y sentimiento

Durante mucho tiempo se mantuvo la creencia de que los perros debían entender a los humanos pues, de otra manera, cómo podrían convivir y trabajar por tantos años.

 Sin embargo no existía ninguna base científica que apoyara esta afirmación hasta que la respuesta provino de Bulgaria, país donde se realizó un estudio para verificar esta información. Los resultados de dicho estudio fueron publicados en la revista Science, donde se pueden tomar algunas conclusiones importantes.

La primera es que los perros sí pueden entender lo que dicen las personas y usan el hemisferio izquierdo del cerebro para ello. La segunda es que comprenden el tono de lo que les dicen, un factor que aumenta su capacidad de raciocinio y entendimiento con los humanos.

Ahora falta la segunda interrogante. Los perros no son capaces de expresar lo que sienten, al menos no como solemos hacerlo pero esto no quiere decir que ellos, los perros no tengan sentimientos.

Para verificar esto Gregory Berns, profesor de neuroeconomía en Atlanta formó un grupo de especialistas y se dedicaron a estudiar imágenes de resonancias magnéticas cerebrales de varios perros. Tras analizar todas las muestras se concluyó que el cerebro canino trabaja similar al humano cuando se le acercan objetos conocidos o se hace evidente la presencia del dueño.

Quizás no podemos afirmar rotundamente que los perros tienen sentimientos pero el estudio de Berns es el primer paso para hacerlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here