Cuando éramos pequeñas le teníamos miedo a muchas cosas; al cuco, al hombre de la bolsa (con el cual nos amenazaban para que nos portáramos bien, o para que tomáramos la sopa) miedo a los fantasmas, a la oscuridad, a los monstruos del placard. A medida que fuimos creciendo esos miedos fueron desapareciendo, ya que poco a poco tuvimos la convicción de que no eran reales. Pero en el proceso del crecimiento fuimos adquiriendo otros, que son un poco más difíciles de enfrentar y de vencer. Por eso te traemos en este articulo: ¿Cómo afrontar los miedos?.

Miedo al fracaso, a la decepción, miedo a la muerte, a perder seres queridos.
El miedo es en parte algo natural del ser humano y tiene que ver con la preservación de la vida; es un método natural de protección.

¿Cómo afrontar los miedos?

Hay miedos que, aunque nos cueste creerlo, nos resguardan de peligros; sin embargo, si esos miedos se acentúan y nos paralizan, no nos permiten vivir adecuadamente.

Por ejemplo: Si tengo miedo de salir a la calle, sola, de noche a una dirección desconocida, es muy probable que ese miedo esté preservándome de algún peligro, porque continuamente escuchamos las noticias de lo que sucede en la calle durante las noches.

Pero si ese mismo miedo me mantiene metida dentro de mi casa día y noche, entonces ya está estorbando el desarrollo normal de mi vida.

¿Cómo puedo enfrentar y vencer esos miedos?

  • En primer lugar necesito aprender a identificar ¿a qué le temo? Y ¿por qué? Admitir que tenemos miedo es el primer paso para superarlos. Hacer una lista de las cosas a las que temo es una buena forma de identificarlos.
  • En segundo lugar debo hacer un análisis para saber si eso a lo que le temo es real o solamente está en mi imaginación. ¡La imaginación es un regalo extraordinario!
    Quien tiene imaginación puede visualizar lo que quiere o anhela antes de que suceda.
    Pero también puede la imaginación jugarnos una mala pasada construyendo posibilidades de eventos dramáticos que nos colocan en una situación de temor constante. De hecho nos es más fácil creer que va a suceder lo malo que imaginamos, que lo bueno.

La mejor manera de afrontar los miedos es, como dice la palabra: afrontándolos. Es decir haciéndoles frente. La manera de enfrentar  los miedos que están en nuestra mente, en nuestros pensamientos, es reemplazando el pensamiento.

Y, como siempre, lo mejor sería encontrar a alguien con quien hablar de mis miedos. Probablemente saber que otras personas también tienen miedos haga que mis miedos no parezcan tan gigantescos.

No se puede vivir con miedo, el miedo causa parálisis. Es necesario que enfrentemos nuestros miedos para que de una vez por todas podamos avanzar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here