Tomar tiempo para nosotros mismos es importante, pero con nuestro enfoque puesto siempre en la productividad, pocos lo hacemos. Inmediatamente después de despertar, nuestras mentes se centran en el futuro, en cómo vamos a llegar a trabajar y lo que vamos a hacer allí. Es una carrera incesante hacia la productividad que nos deja agotados e, irónicamente, menos productivos.Pero no tenemos que vivir de esa manera. Una de las mejores y más eficientes maneras de relajarnos y recargar nuestros cuerpos y mentes, es a través de la meditación. Con solo 10 minutos de meditación podemos lograr un estado de paz profunda y una mente tranquila, silenciosa, pero alerta.

En su forma más simple, la meditación puede lograrse sentándose en la cama, cerrando los ojos y escogiendo un objeto de meditación, como centrarse en la respiración. Cuando tu mente se vaya a cualquier parte, retírala suavemente del objeto sobre el que te enfocas. Comienza haciendo esto por algunos minutos cada día, y luego iras aumentando el tiempo. Las meditaciones guiadas son interesantes de practicar también.

Los beneficios son numerosos y abarcan tanto el aspecto físico como psicológico.

10 minutos de meditación

Algunas razones por las que debemos meditar cada mañana

No hay necesidad de estimulantes

Para aquellos que necesitan sus tres tazas de café por la mañana,¡ hay esperanza! Meditar activa el sistema nervioso, que disminuye la frecuencia cardíaca, ayuda en la digestión, baja la presión arterial y fomenta una sensación de bienestar.

A diferencia del café, que pierde su eficacia con el tiempo a medida que el cuerpo desarrolla resistencia, la activación del lado más relajado de nuestro sistema nervioso nunca se hace vieja. No sólo estamos más relajados después de la meditación, sino también más alertas, y sin el nerviosismo que puede venir con la cafeína y otros estimulantes químicos.

Rompe con la cafeína en tu rutina de la mañana con la meditación diaria.

Fluir

Sumar una meditación a tu rutina matutina puede ayudarte a centrarte más en tu trabajo, y te ayudará a fluir fácilmente de un proyecto a otro, ya que ayuda a adaptarse fácilmente al cambio.

Tu período de meditación de la mañana te dará tiempo para calmar tu mente, permitiendo que los pensamientos de drama, preocupaciones y presiones diarias pasen sin afectarte. Sin estas distracciones y el estrés que traen, será más fácil filtrar el ruido interno y centrarte en tus tareas. Tu capacidad de atención aumentará en gran medida, al igual que tu productividad.

¿Qué esperas para meditar? Solo te llevará 10 minutos de meditación y te cambiará tu día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here