La mantequilla de maní es un alimento de origen vegetal, industrializado y procesado. Es un producto elaborado a partir de un fruto seco, el maní, y sirve para untar o para agregarle a las preparaciones.

Pertenece al grupo de las grasas, ya que es el nutriente que más prevalece. Además, contiene proteínas, antioxidantes, fitoquimicos, vitaminas y minerales.

Valor nutricional (por cada 100 gramos):

  • Calorías: 588 kcal
  • Grasas: 50 g
  • Proteínas: 25 g
  • Hidratos de carbono: 20 g
  • Calcio: 43 mg
  • Hierro: 1,9 mg
  • Potasio: 649 mg

¿Cómo usarla con las comidas?

Para que puedas aumentar tu índice de proteínas consumiendo mantequilla de maní, una buena alternativa sería consumirla con otros alimentos integrales, que también son ricos en proteínas.

Algunos ejemplos: tapioca con relleno de mantequilla de maní, pechuga de pollo, leche, pan integral con mantequilla de maní y leche.

Su aporte de proteínas y grasas insaturadas o grasas esenciales, proporciona muchos beneficios para el organismo como los siguientes:

Contiene fibra

 Esta propiedad hace que al consumir mantequilla de maní, el organismo libere energía de forma más lenta en comparación con los carbohidratos blancos o refinados. Como resultado, los niveles de azúcar en la sangre aumentan de forma constante, lo que le permite mantener una sensación de llenura durante más tiempo. Consumir mantequilla de maní previo al ejercicio le ayudará a mantener esa energía extra que necesita para terminar su entrenamiento.

Proteínas

Aproximadamente una porción de mantequilla de maní nos estaría aportando unos 7 gramos de proteínas, cuyo contenido en aminoácidos resulta imprescindible para la reconstrucción muscular y la tonificación del cuerpo.

Te ayuda a perder peso

La mantequilla de maní es tan deliciosa que no parece un alimento saludable. Pero después de haber visto algunos de sus beneficios, no resultará sorprendente saber que además sea de ayuda para perder peso.

Debido a que la mantequilla de maní contiene una buena cantidad de proteína y fibra, hace que te sientas satisfecho por más tiempo. Esto quiere decir que sentirás menos hambre y que ingerirás menos comida chatarra o alimentos no saludables. Ten como alimento principal esta mantequilla y comerás menos, así será más fácil lograr tus objetivos de pérdida de peso.

Aporta saciedad

 Consumir mantequilla de maní en el desayuno es muy recomendado, ya que proporciona una sensación de llenura por un buen tiempo, lo cual es ideal para no caer en excesos a causa de antojos, que por lo general no son nada saludables. Este producto ayuda a mantenerse saciada por horas gracias a su alto contenido de proteínas y fibra.

Mejora el sistema digestivo

Por su cantidad de fibra y por las grasas saludables que posee la mantequilla de maní regula varios de los procesos del estómago. Uno de ellos es realizar una buena digestión y con ello evitas la presencia de gases o hinchazón abdominal.

También permite un tránsito regular por el intestino y no tendrás problemas de estreñimiento. Sobre todo si acompañas la mantequilla de maní con una rica ingesta de frutas, que en su mayoría poseen mucha fibra y agua.

Huesos

Posee una importante cantidad de calcio e hierro, necesarios para mantener sanos los huesos y evitar anemias.

Reduce el riesgo de enfermedad mamaria

Comer mantequilla de maní, especialmente desde una edad temprana, puede reducir el riesgo de enfermedad benigna de los senos (BBD), lo que aumenta el riesgo de cáncer de seno.

Un estudio en la revista Breast Cancer Research and Treatment, informa que comer mantequilla de maní y nueces a cualquier edad puede resultar en un menor riesgo de desarrollar BDD a los 30 años.

Los investigadores examinaron los datos de más de 9,000 niñas en Estados Unidos. Otros tipos de legumbres, como los frijoles y la soja, junto con las grasas vegetales y otras nueces, también pueden ofrecer protección contra la BBD.

Incluso aquellos con antecedentes familiares de cáncer de mama tenían un riesgo significativamente menor si comían mantequilla de maní y estos otros alimentos.

Comida funcional

Si está buscando comenzar su día de manera saludable, debe considerar untar una cucharada de mantequilla de maní sobre una tostada. Se considera un alimento funcional ya que tiene numerosos componentes que ofrecen una oferta saludable. Tiene compuestos útiles como minerales, vitaminas, polifenoles, proteínas, antioxidantes y fibras.

Incluirlo en su dieta hará que sus comidas sean más saludables. La mantequilla de nuez también ofrece fitosteroles, flavonoides, resveratrol y ácidos fenólicos que ayudan a bloquear la absorción de colesterol de los alimentos.

Además, la mantequilla de maní es una excelente fuente de compuestos bioactivos como la Coenzima Q10 y 20 aminoácidos ricos en arginina, que es crucial para la biosíntesis de proteínas y la prevención de enfermedades.

Mantequilla de maní

Mantequilla de maní casera

Ingredientes:

  • 300 gramos de maní (2 tazas)
  • Una cucharada y media de aceite de oliva
  • Una cucharada de miel
  • Una pizca de sal

Preparación:

El proceso de preparación es muy simple. Lo único que debe hacer es esparcir el maní en una bandeja y rociarlos con el aceite de oliva.

Después debe colocar la bandeja en su horno, el cual debe estar precalentado a 176° C. Tueste los manís durante 10 minutos.

Finalmente coloque los manís y el resto de ingredientes en un procesador de alimentos y mézclelos hasta obtener una pasta homogénea.

Batido proteico con crema de mani

Los batidos con mantequilla de maní son una mezcla hipercalórica que puede consumirse en una merienda o después del entrenamiento, por ejemplo.

Ingredientes:

200 ml de leche entera

1 banana

6 fresas

2 cucharadas de avena

1 cda de crema de mani

Modo de preparación:

Licuar todos los ingredientes en la licuadora y beber frío.

Galletas

Ingredientes

  • 120 g de mantequilla de maní.
  • 3 cucharadas de harina de arroz integral.
  • 2 y ½ cucharadas de harina de alforfón.
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio.
  • ½ cucharadita de canela.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 35 g de tahine.
  • 1 cucharada de miel.
  • 2 y ½ cucharadas de aceite de oliva virgen.

Modo de preparación

Precalentar el horno a 170°. Mezcle bien los ingredientes secos en un tazón grande. Añadir los ingredientes líquidos y remover hasta obtener una mezcla homogénea.

Formar bolitas y amar con el tenedor. Hornee en una sartén engrasada de 8 a 12 minutos o hasta que se doren.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here