La Programación Neurolingüística:

La Programación Neurolingüística es una disciplina que trata de explicar cómo funciona nuestro cerebro y definir sus patrones mentales. Facilitándonos el conocimiento de nosotros mismos y permitiéndonos cambiarlos utilizando determinadas técnicas con el objetivo de optimizar nuestra capacidad de comunicación.

Aprendiendo cómo procesamos la información, podemos descubrir nuestros patrones y cambiarlos con determinadas técnicas específicas. Como por ejemplo, la visualización, los reencuadres, la línea del tiempo, el cambio de historia.

En resumen: La PNL es un método que nos permite desarrollar y utilizar al máximo todas las cualidades y capacidades de nuestra mente.

La Programación Neurolingüística

Origen

La PNL fue creada por John Grinder y Richard Bandler a principios de los años 70. El primero era profesor asistente de lingüística, y el segundo un estudiante de psicología.

Ambos se preguntaban qué era lo que hacían determinados terapeutas (Milton Erickson, Virginia Satir y Fritz Pearls) para lograr mejoras tan drásticas en sus pacientes. Así que lo que Bandler y Grinder hicieron fue estudiar a estos profesionales y modelar.

Esto es, describir con precisión, qué era lo que hacían exactamente e integrarlo en ellos mismos para lograr aquellos resultados tan sobresalientes.

La intención de Grinder y Bandler era identificar los patrones que seguían estos genios. Para más tarde, poder explicarlos y enseñarlos a otros terapeutas y así poder reproducir sus resultados.

Se puede decir, pues, que la PNL trata de identificar la excelencia mediante la exploración de patrones de comportamiento, para después encontrar maneras de ayudar a otras personas a lograr los mismos resultados.

¿Para qué sirve?

La PNL te ayuda a mejorar tu calidad de vida. Tiene muchos ámbitos de actuación como el coaching, la terapia psicológica, las ventas. La educación, la comunicación, las relaciones humanas. S

e usa mucho para técnicas de desarrollo personal como por ejemplo conseguir tus objetivos usando recursos internos, para conocer tus procesos mentales, para mejorar la comunicación y nuestras relaciones.

Los terapeutas habilitados pueden utilizar la PNL para tratar Ansiedad, Estrés, Fobias, Problemas de Pareja. Adicciones, Complejos y todas aquellas personas que practiquen PNL pueden emplearla para generar mayor Confianza, Motivación. Comprensión, Autoestima y también perfeccionarnos en Negociación, Motivación de Equipos, Liderazgo, Ventas. Entrenamiento Deportivo y aprender cualquier habilidad que necesitemos tener al alcance de nuestra mano.

Si bien la Programación Neurolingüística (PNL) se originó con fines terapéuticos. Hoy en día, su uso está mucho más difundido en el campo profesional o del autoconocimiento.

La PNL no aspira a ser ninguna teoría, sino que es un modelo que estudia los factores que influyen en nuestra forma de pensar, de comunicarnos y de comportarnos. Describe el funcionamiento de un sistema.

Creencias de la PNL

La PNL se basa en una serie de creencias que si las tomamos como ciertas, nos ayudarán a mejorar nuestra realidad y las relaciones con los demás:

La información que recibimos pasa a través de nuestros sentidos.

Aceptamos más fácilmente lo conocido que lo desconocido.

Cada comportamiento tiene una intención positiva.

Las personas cuentan con todos los recursos necesarios para cambiar lo que deseen cambiar.

Si lo que has hecho hasta ahora no funciona, prueba otra cosa.

No existen fracasos en la comunicación, sólo resultados.

Un cambio produce cambios.

El mapa no es el territorio: (la imagen que nosotros tenemos del mundo, la hemos creado a través de nuestros sentidos. El lenguaje y nuestras creencias, pero esto se corresponde sólo con una representación parcial de la realidad).

La mente y cuerpo forman un mismo sistema.

Una persona no puede no comunicarse.

Tenemos dos tipos de comunicación: consciente e inconsciente.

Finalidad de la PNL

La idea tras la programación neurolingüística es que vayamos modificando ciertos patrones mentales. lLos cuales se han afianzado en nuestra mente como resultado de nuestras experiencias pasadas. Nuestra crianza y educación, nuestra cultura, miedos, religión, y esa modificación se hace de manera consciente a través del lenguaje, logrando pensar de manera más positiva.

Aplicando las técnicas de programación neurolingüística descubrimos el poder que tiene nuestra forma de hablar, como nuestras palabras moldean la manera  en la que actuamos en la vida y como son capaces de atraer situaciones y experiencias a nuestra realidad.

De esta manera podemos modificar la manera en la que nos expresamos, a través del uso del lenguaje verbal, identificando cuáles son esas palabras que bloquean las energías positivas y obstaculizan nuestro desarrollo personal.

Así descubrimos que la solución a todos y cada uno de nuestros problemas, depende de nosotros mismos. Que podemos cambiar positivamente nuestra realidad, aprendiendo a comunicarnos correctamente y a usar las palabras para atraer exactamente lo que queremos para nuestra vida.

¿Cómo se aplica?

Mediante ejercicios que ayudan a programar tu mente. A través de la repetición de ciertas acciones con las que se busca integrar patrones de éxito, comportamientos o estrategias que te ayuden a conseguir lo que deseas.

La mayoría de los procesos mentales suceden de manera inconsciente. Es por eso que las técnicas de PNL tratan de influir en esta parte del cerebro.

Algunos ejercicios prácticos

Superación personal

Para cambiar un recuerdo doloroso del pasado

Recordar algo que te haga sentir mal o que sea incómodo y hace tiempo te perturba.

Crea un espacio para este recuerdo, es decir, visualízalo frente a ti o a un lado.

Una vez que lo veas, imagina que se mueve lentamente hacia ti y, seguidamente, vuelve a colocarla en su posición original. Tienes el control sobre esa imagen.

Ahora, imagínate que tienes una resortera gigante y coloca esa imagen desagradable en la resortera. Tensa la liga con fuerza y deja ir la imagen hasta que desaparezca.

Luego, piensa en otra cosa y vuelve de nuevo al pensamiento desagradable. Si aún puedes visualizarlo cerca, repite el paso anterior y vuelve a lanzarlo lejos.

La idea es que repitas esto hasta que el recuerdo no te afecte y que cuando lo recuerdes puedas ver solo un punto muy lejano. Repítelo cuantas veces sea necesario.

Técnica de anclaje

A lo largo de nuestra vida generamos, muchas veces sin ser conscientes, múltiples anclas, positivas como aquella canción que nos recuerda el primer amor, y negativas que nos evocan estados emocionales desagradables, nos limitan, nos producen miedo y emociones que limitan nuestras capacidades.

La idea es cambiar el sentimiento negativo del recuerdo, para anclarlo a uno positivo. El anclaje consiste en asociar un estímulo, que puede ser visual, olfativo o cinestésico, a un estado emocional. De esta forma, cuando repetimos el estímulo se evocará el estado emocional al que asociamos dicho estimulo cuando hicimos el anclaje. En psicología este hecho se llama “respuesta condicionada”.

Practica de anclaje

Solo tienes que asociar el momento desagradable a algo bueno y visualizarlo. Cada vez que venga ese pensamiento destructivo o angustiante a tu mente. Piensa en lo que quieres que se convierta hasta que, por repetición, tu mente asociará esa situación a algo relajante y dejará de perturbarte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here