Artemisa la hierba de las brujas

La artemisa (Artemisia vulgaris), Es una planta aromática, que ya era utilizada como medicinal y como condimento desde la antigüedad. Debe su nombre a la diosa griega Artemisa, hermana gemela de Apolo y protectora de la vida femenina. De la naturaleza salvaje, de las embarazadas y los partos.

Las culturas nativas americanas usaban sus poderes para protegerse de los fantasmas y como amuleto para alejar las pesadillas. En China se usó para disipar los malos espíritus durante la Fiesta del Dragón.

Artemisa

Composición

Esta planta es especialmente rica en un aceite esencial que está compuesto por eucaliptol y tuyona principalmente. También nos encontramos con resinas, mucílago. y en las partes herbáceas, se hallan pequeñas cantidades de adenina y colina. Asimismo, las hojas contienen vitaminas A, B y C. En general, a la planta se le reconocen propiedades tónicas y aperitivas parecidas a las del ajenjo.

Hábitat

Es nativa de áreas templadas de Europa, Asia, norte de África, está en Norteamérica donde es una maleza. Crece muy bien en suelos nitrogenados, en especial enmalezados y no cultivados.

Descubrimiento de sus propiedades

Las propiedades medicinales de la artemisa fueron descubiertas por las poblaciones de las zonas templadas, donde crece espontáneamente. En el texto griego de Dioscórides, la artemisa se cita como remedio contra los gusanos internos.

Los indios de Nuevo México a Colombia utilizan especies parecidas para curar bronquitis y resfriados. Todavía los chinos introducen hoy en la nariz una hoja de artemisa envuelta para parar el epistaxis o hemorragia nasal.

En el viejo folclore germánico muggiwurti significa «planta de las moscas». Haciendo referencia a su uso desde tiempos remotos para repeler insectos.

La planta tiene aceites volátiles: (cineola o aceite de artemisa, tujona). Flavonoides, triterpenos, derivados de la cumarina. Se lo usa como antihelmíntico, aunque es más fuerte Artemisia absinthium.

En la medicina tradicional china pulverizado, tostado, y recompuesto en una forma llamada moxa. Utilizada asimismo en la técnica llamada moxibustión.

Usos mágicos de la Artemisa

Los egipcios acostumbraban, además, adornar las puertas principales de las casas con esta planta para proteger al hogar de las maldiciones y maleficios. También elaboraban con las ramas gruesas de la planta de artemisa flechas. Que lanzaban a cada uno de los puntos cardinales, de tal forma de mantener alejados los espíritus malignos.

Uno de los poderes mágicos de esta planta milenaria es descubrir secretos y tesoros ocultos, de hecho, en folcklore del norte de Europa se vincula esta planta con los gnomos, realizando rituales para que éstos consigan cualquier tipo de tesoro material o inmaterial (secretos) importantes para la persona que los invoca.

Beneficios

Ayuda a absorber mejor los nutrientes de los alimentos que ingerimos.

Evita la aparición de náuseas, la formación de gases, y aporta una sensación de bienestar tras una digestión difícil.

Limpiar con agua y artemisa las herramientas como amuletos, cartas de tarot y cuarzos favorecerá su poder mágico.

Se le atribuye un notable efecto protector sobre el hígado y la vesícula, ya que favorece la secreción de bilis y la eliminación de residuos tóxicos y restos de metales pesados.

Aleja la mala suerte del hogar, para ello se debe colocar dentro de una caja madera siete hojas de artemisa secas y se coloca en la esquina norte de la habitación principal de la casa.

Como el ajenjo y otras plantas próximas, se ha venido usando como remedio tradicional contra los parásitos intestinales.

En la antigüedad fue utilizada para la producción de cerveza, la acupuntura y está estrechamente relacionada con prácticas espirituales y mágicas, ya que se le atribuyen poderes psíquicos, proféticos y de protección.

Si deseas mejorar tus sueños o recibir mensajes a través de ellos, coloca una ramita de artemisa debajo de tu almohada antes de dormir.

En trastornos ginecológicos, destaca como un óptimo regulador de la menstruación, en periodos irregulares y dolorosos o cuando se produce escasez de flujo menstrual.

Tomar una infusión de artemisa favorecerá tus habilidades intuitivas y psíquicas, por eso se cree que es la hierba de las brujas.

Es inmunoreguladora, refuerza nuestras defensas. Es una buena aliada para combatir todo tipo de virus y alivia resfriados y gripes.

Contribuye a regular el sistema nervioso, alivia la irritabilidad y la ansiedad.

Mejora el sistema respiratorio: efectiva en el tratamiento de la bronquitis.

Mejora la fatiga física y mental.

Estimula la función de los riñones y la vesícula biliar.

Depura el hígado

Como protectora

La forma en que puedes empelar sus poderes protectores es quemando sus hojas secas en el espacio que desees proteger. También puedes colgarla en la puerta principal de tu casa. Para evitar que entre la negatividad y llevar unas hojitas contigo para evitar ser víctima de envidias.

Te de Artemisa para menstruaciones difíciles

Infusión. 30 g de hojas y flores secas se añaden a 1 litro de agua hirviendo. Se endulza con azúcar o miel y se toma una taza de la infusión por las mañanas.

 Esta forma de administración está especialmente recomendada en mujeres con menstruaciones difíciles. Para ello se debe comenzar su administración 5-6 días antes del comienzo del período.

 Polvo. Se mezcla una pequeña cantidad de polvo de la planta en cantidad doble de azúcar. Para tomar 4 veces al día.

En farmacia se pueden encontrar, además de la planta troceada, comprimidos elaborados. Extracto vegetal y presentaciones compuestas con otras plantas.

Infusión con artemisa para para regenerar el hígado

Esta fórmula, depurativa y desintoxicante es una gran ayuda. Para prepararla se combina artemisa con hojas de boldo. Diente de león y fumaria, a partes iguales.

Cómo prepararla: Se hierve un par de minutos, se deja 10 más en reposo y se filtra. Se debe tomar en ayunas, mientras persista el malestar.

Contraindicaciones

Es importante no sobrepasar la dosis recomendada. Pues esta planta en exceso puede ser tóxica y tener consecuencias negativas para nuestra salud.

Se desaconseja absolutamente su consumo en mujeres embarazadas o que se encuentran en periodo de lactancia. (Debido a que su acción hormonal podría llegar a tener efecto abortivo), y en niños menores de 3 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here