Aceite de Coco

El aceite de coco es un aceite vegetal, conocido también como manteca de coco. Se trata de una sustancia grasa que contiene cerca del 90 % de ácidos saturados extraídos mediante prensado de la pulpa o la carne de los cocos (Cocos nucifera).

Dispone de varios usos como alimentos o en cosméticos. Debido a su alto contenido de grasa saturada, es lento para oxidarse y, por tanto, resistente al enranciamiento, con una duración de hasta seis meses a 24 °C sin deteriorarse

Salud bucal

Los enjuagues bucales con aceite de coco conocidos como Oil pulling mejoran la salud bucodental (tiene un efecto antibacteriano y antifúngico) y combaten el mal aliento, aunque el aceite sobrante se debe tirar a la basura, y nunca por el desagüe.

Contra el alzhéimer

Este aceite atenúa, en estudios in vitro, los efectos de un péptido beta-amiloide relacionado con daños cognitivos asociados al envejecimiento y las enfermedades neurodegenerativas.

Al parecer, sus grasas de cadena media compensan la disfunción mitocondrial al metabolizarse.

Antioxidante

El aceite de coco es un alimento antioxidante natural que nos ayuda a evitar el envejecimiento prematuro del organismo y de la piel. Ayuda a evitar la agresión de los radicales libres y, por ende, a minimizar el riesgo a padecer enfermedades degenerativas.

Obesidad

Cierta investigación muestra que la ingesta de aceite de coco durante 8 semanas junto con una dieta y ejercicios físicos ayuda a la pérdida de peso en mujeres más obesas en comparación con la ingesta de aceite de soja o de chía.

Otra investigación muestra que la ingesta de aceite de coco durante una semana puede reducir el contorno de la cintura en comparación con el aceite de soja en mujeres con excesiva cantidad grasa en alrededor del estómago y la cintura.

Aunque otra evidencia muestra que la ingesta de aceite de coco durante 4 semanas reduce el contorno de la cintura en comparación con los niveles de referencia en hombres obesos, pero no en mujeres.

Acné

El aceite de coco tiene ácido láurico, una sustancia potencialmente capaz de combatir las bacterias que causan el acné. También posee propiedades antiinflamatorias que ayudan a mejorar la apariencia de las cicatrices de las heridas.

Desodorante

El desodorante más eficaz que existe es la combinación de polvo de almidón de maíz, bicarbonato de sodio y unas gotitas de este aceite de Coco, para dar un agradable perfume. Pruébalo, el resultado es sorprendentemente efectivo y económico.

Cabello

El aceite de coco para el pelo aporta minerales, vitaminas y proteínas que ayudan a fortalecer las raíces. Además, es un gran aliado contra la caída del pelo y favorece su crecimiento de forma saludable, gracias a sus antioxidantes y ácidos grasos naturales. Otro de los beneficios que ofrece el aceite de coco para el pelo es que elimina la caspa debido a sus propiedades antimicóticas y antimicrobianas. También se utiliza para calmar la irritación del cuero cabelludo y disminuir su descamación.

Es incluso un recurso anti frizz eficaz, pues evita el encrespamiento y ayuda a conseguir un peinado perfecto mientras protege tu pelo de los daños externos.

Aceite de Coco

¿Cómo aplicarlo?

Hay que saber que este producto se puede utilizar durante el lavado o como tratamiento en seco. Primero, basta con coger un par de cucharadas del aceite de coco y aplicarlo sobre el cabello, frotando suavemente y extendiéndolo por todo el cuerpo cabelludo.

Después, hay que dejarlo actuar alrededor de una hora, para lo que se puede cubrir el cabello con un gorro de baño o similar. Por último, transcurrido este tiempo, basta con aclarar el pelo con agua y peinarlo seguidamente.

Además, este aceite puede combinarse con otro, el aceite de árbol de té, un uso recomendable para tratar la caspa producida por la sequedad. Así, se aliviará la irritación y la descamación. Solo hay que aplicar las dos cucharadas de aceite de coco, mezcladas con cinco gotas de aceite de árbol de té y hacer el mismmo procedimiento, dejando actuar durante 20 minutos.

Desmaquillante

Podemos utilizarlo como desmaquillante, siempre que sea el primer paso de una doble limpieza. «La manera correcta de retirar del rostro los restos de aceite de coco será con una muselina mojada en agua templada y teniendo en cuenta que siempre habrá que realizar un segundo paso con un limpiador acuoso para retirar los restos que hayan podido quedar»,

Reduce los riesgos cardiovasculares

Los ácidos grasos saturados que contiene el aceite de coco pertenecen a la familia de los ácidos triglicéridos de cadena media. A diferencia de muchas grasas saturadas, la ventaja del aceite de coco es que puede rápidamente ser absorbido por el organismo. Se minora así el riesgo de que queden residuos de grasa en las arterias y permite preservar el buen funcionamiento del sistema cardíaco.

Crema facial

Recomendable, sobre todo, para pieles secas y deshidratadas. El aceite de coco, gracias a la vitamina E, es un excelente antiarrugas y puede ayudarte a recuperar la flexibilidad en la piel seca y retrasar su envejecimiento. Es mejor utilizarlo por la noche, ya que te puede dejar la piel un poco pringosa.

Cómo preparar el aceite de coco en casa

Ingredientes

  • 3 vasos de agua de coco
  • 2 cocos secos cortados en pedazos.

Modo de preparación

El primer paso para hacer el aceite de coco en casa es licuar todos los ingredientes en la licuadora y colar a seguir con la ayuda de un paño limpio. A continuación coloque el líquido en una botella debiendo permanecer en un sitio oscuro durante 48 horas. Al cabo de este período se debe colocar la botella en un ambiente fresco pero sin sol, durante 6 horas más.

Después de las 6 horas es necesario colocar la botella de pie en el refrigerador durante 3 horas. Con esto el aceite de coco se solidificará y para retirarlo del envase debe cortar la botella en el sitio donde se observa una separación entre el agua y el aceite, aprovechando solamente el aceite que debe colocarse en un recipiente con tapa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here