Destinos para encontrarse con uno mismo en vacaciones: La llegada de la primavera sumada al cansancio propio de la altura del año nos lleva a empezar a soñar con las tan ansiadas vacaciones. Si sos de esas mujeres a las que les gusta innovar y largarse a nuevas aventuras, una opción es animarse a conocer algunos lugares especiales que no solo te van a despejar sino que también te van a llenar de energía por su paz y misticismo.

Con el ritmo de vida actual, jornadas eternas de oficina, idas y venidas y el caos propio de la ciudad, definitivamente, los días de receso que tengas, los tenés que hacer rendir. Quizá a los veintitantos estaba bueno salir de fiesta con amigas, pero si sentís que ya estás para otra cosa, acá te dejo algunas alternativas:

Machu Picchu

 

Animarse al camino del inca es una aventura que si bien demanda un importante esfuerzo físico, realmente vale la pena. El paisaje es paradisíaco y la naturaleza invita a relajarse y conectarse con el ambiente. En los últimos años también han aparecido varias alternativas para poder llegar en bicicleta, por la montaña o bien recorriendo otros lugares previamente. Lo hagas, como lo hagas, es una experiencia única que coronarán con la visita a la imponente e histórica ciudad incaica. Tomate tu tiempo para recorrerla y disfrutar de la energía que irradia este lugar único.

Vacaciones

Cabo Polonio

En la costa Uruguay se encuentra este lugar maravilloso. Para llegar hay que tomar unos camiones que atraviesan las dunas. Es una playa donde la paz abunda, no hay luz eléctrica así que literalmente, una se desenchufa del mundo. Por la noche, el cielo estrellado, es un gran espectáculo y el mar se ilumina de mágicas noctilucas, pequeños organismos unicelulares que brillan en el agua. Definitivamente, unos días en el Cabo, valen el doble.

India

En el norte de la India se contraponen el caos absoluto y una calma que no vas a encontrar en ningún otro lugar del mundo. En Nueva Delhi no podés dejar de visitar el Gandhi Smriti y el Templo de Loto.  En Agra, imperdible el Taj Mahal. En Varanasi, una de las ciudades indias más pintorescas, son imperdibles las ceremonias ganga aarti, con fuego, danzas y música y también las cremaciones a las orillas del Ganges. Hay muchísimo para recorrer, innumerables templos para visitar y lugares para meditar y desconectarse. Un paso obligado, si viajas entre marzo y abril, es Jaipur, donde se le celebra el Festival de los Elefantes. India esconde miles de sorpresas que te dejará con la boca abierta.

Tailandia

En principio, podés arrancar por la ciudad más occidentalizada y capital del país, Bangkok. Allí te esperan el Templo del Buda de Oro y el Buda Reclinado, el Palacio Real y el Templo del Buda de Esmeralda. En tanto, Chiang Mai, es la cuna del budismo tailandés, además de cerca de trescientos templos para recorrer, se puede visitar un parque de elefantes o subir las montañas sagradas de Doi Suthep o de Doi Pui. Por último, para cerrar una estadía soñada, las playas de Koh Phi Phi y Koh Phangan, son verdaderos paraísos de arena blanca y agua cristalina.

Camino de Santiago

Conocido como “el camino que cambia a las personas”, por miles de años ha sido una forma de demostrar la fe cristiana, pero al margen de la fe que uno profese, es una verdadera aventura que te dará la posibilidad de reflexionar y apreciar paisajes increíbles. Son aproximadamente siete días de caminata. Hay albergues públicos y privados, y todo lo necesario para atender a los peregrinos y turistas.

Estas son solo algunas opciones, lo importante es animarse a la aventura de conocer nuevos destinos en vacaciones y arriesgarnos a dejar de lado lo convencional. Sin duda, viajar nos abre la mente y nos permite conocernos mucho más a nosotros mismos y adquirir experiencias inolvidables.

y tu ¿donde vas a ir de vacaciones este verano?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here