Dopamina:

La Dopamina es uno de los muchos neurotransmisores que usan las neuronas para comunicarse entre ellas y es una sustancia que no solo la produce el ser humano, sino también puede ser producida en laboratorios.

La dopamina es frecuentemente considerada como la causante de sensaciones placenteras y la sensación de relajación. Esta sustancia se encuentra distribuida en diferentes regiones de nuestro cerebro y en cada zona desempeña un papel diferente.

Función

La dopamina participa en múltiples funciones cerebrales entre las que mencionaremos el aprendizaje y la memoria, la motivación y la recompensa ante estímulos placenteros (induce a la repetición de las conductas que nos comportan placer como la alimentación, el sexo y las drogas), el sueño, el humor, la atención, la actividad motora y la regulación de la secreción de prolactina (inhibe su producción a nivel de la hipófisis).

Por ello podemos asociar niveles bajos de dopamina a problemas de memoria y movimiento, apatía, anhedonia (dificultad para experimentar placer y satisfacción), insomnio y déficit de atención. En contraposición, niveles elevados de dopamina se asocian a hiperactivación,

Déficit de dopamina

Los motivos de este déficit pueden ser varios: mala alimentación, problemas estructurales, ciertos medicamentos, algunas drogas, etc.

Dopamina

Ciertas enfermedades están asociadas a niveles bajos de dopamina. A continuación, exponemos algunas de ellas:

Depresión. Bajos niveles de dopamina alteran el humor, inclinándolo hacia la tristeza, la anhedonia (ya no se disfruta de cosas que antes nos gustaban), la desmotivación y la angustia.

TDAH (Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad). El déficit de dopamina causa problemas atencionales y de falta de concentración, además de dificultades para encontrar algo que motive a quienes lo padecen (recordemos que la motivación influye en la atención y aprendizaje).

Enfermedad de Parkinson. Esta enfermedad va destruyendo poco a poco las neuronas dopaminérgicas de la sustancia negra, por lo que la cantidad de dopamina se ve reducida. Como esta se encarga de mandar información a los músculos y de la coordinación del movimiento, los niveles bajos causarán los problemas motores del Parkinson.

Síntomas

Un nivel bajo de dopamina se traduce en apatía, cambios de humor, pérdida de intereses y tendencia a la depresión. Esto se debe a que la dopamina es uno de los neurotransmisores más importantes para el cerebro, ya quemedia en la comunicación de las neuronas. Asimismo, se sabe que tiene una función esencial a la hora de generar la motivación para relacionarnos con el entorno. Cuando hay una deficiencia de esta hormona en el cerebro, los movimientos pueden ralentizarse y parecer descoordinados.

El déficit de dopamina puede provocar falta de concentración (especialmente frente a tareas repetitivas y aburridas) e impulsividad, precisamente dos síntomas que presentan quienes sufren este trastorno, junto a otros como la hiperactividad, la falta de motivación y una baja respuesta a la recompensa.

¿Cómo aumentar los niveles de Dopamina?

Hacer ejercicio

La actividad física es fundamental para mantener un estilo de vida sana. Entre sus múltiples beneficios uno es inmediato y tiene que ver con la producción de dopamina. Esta se libera junto a la serotonina y las endorfinas y contribuye a la sensación de bienestar al finalizar el ejercicio.

Evitar las adicciones

Diversas adicciones, a drogas, al juego o las más recientes relacionadas con las redes sociales, pueden elevar los niveles de dopamina a corto plazo, pero a largo plazo pueden afectar negativamente en la reactivación de estos nieves, así como en su efectividad.

Escuchar música

Aunque parezca un detalle, escuchar la música que nos gusta nos proporciona placer en un proceso que favorece la liberación de esta hormona.

Practicar sexo

El sexo consigue también estimular la producción de dopamina, entre otros beneficios. Este neurotransmisor, además, también se libera en el proceso de enamoramiento, y constituye un factor clave para conseguir ese estado de bienestar que habitualmente lo acompaña.

Exceso de Dopamina

Si hay un exceso de dopamina, el cerebro manda al cuerpo realizar movimientos innecesarios, tales como tics repetitivos.

Causas del exceso de dopamina

Estrés

 Una de las razones por las que una persona puede tener altos niveles de dopamina es el estrés, ya que esta sustancia se encarga, entre otras funciones, de prepararnos para la lucha o huida ante un peligro. Por ello, un estrés continuado puede hacer que los niveles generales de esta sustancia aumenten. Averigua si es tu caso a través de este test de estrés.

Drogas o fármacos

 El consumo de drogas y de algunos medicamentos puede elevar los niveles de dopamina. Un ejemplo de ello es la nicotina, razón por la que es bastante sencillo «engancharse» al tabaco, por las sensaciones placenteras y de recompensa que crea. Entre los medicamentos, se encuentran algunos como la apomorfina, deprenyl y ropinirol. En este artículo hablamos de las consecuencias de la adicción a las drogas.

Falta de sueño

 El hecho de que haya una falta de horas de descanso puede incrementar considerablemente los niveles de dopamina, ya que el cerebro intenta hacer un sobreesfuerzo para hacer frente a las labores del día. Es decir, a través de la dopamina se intenta compensar la falta de energía a causa de no dormir.

Alimentos

 Algunos alimentos contienen precursores de esta hormona por lo que su consumo podría aumentar ligeramente sus niveles. Entre estos, se encuentran las bananas, las almendras y los lácteos.

Estudios para medir los niveles de Dopamina

Examen de catecolaminas en sangre

Es una prueba que mide los niveles de catecolaminas en la sangre. Las catecolaminas son hormonas producidas por las glándulas suprarrenales. Estas son epinefrina (adrenalina) norepinefrina y dopamina. Las catecolaminas se miden con mayor frecuencia con un examen de orina que con un examen de sangre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here