Te has preguntado ¿Cómo aumentar el metabolismo? Pues Aquí te daremos algunas recomendaciones con las cuales podrás hacerlo fácilmente. Síguenos leyendo.

Jengibre

El jengibre es uno de los alimentos que acelera el metabolismo. Una investigación demostró que disolver dos gramos de esta especie en polvo en un vaso de agua puede ayudarte a quemar hasta 43 calorías más que si bebieses solo agua. Además, el jengibre disminuye el hambre y aumenta la sensación de saciedad.

Jugo de zanahoria

La zanahoria es un acelerante natural del metabolismo. Por lo que un jugo de esta hortaliza es ideal para tomar antes de cada una de las comidas importantes. Te ayudará a absorber mejor cada uno de los nutrientes. Incluso este vegetal naranja también aporta muchas vitaminas y minerales.

La zanahoria además tiene poderes saciantes. Ayudará a tu sistema digestivo, que trabajará de forma mucho más eficiente. Mientras que en cuanto a la estética tendrás una mejor piel, que lucirá más tersa y suave.

Haz ejercicios

Tu cuerpo está constantemente quemando calorías, aunque esté en reposo. Pero aun en momentos de descanso, la tasa metabólica es más alta en las personas con más masa muscular. Los ejercicios con pesas, que aumentan la masa muscular, son especialmente efectivos.

Cómo aumentar el metabolismo

Controla los carbohidratos

Los carbohidratos son una excelente fuente de energía, y aunque tengan mala fama, no es necesario eliminarlos de la dieta. Simplemente debes saber cómo comerlos.

Para ello debes alimentarte con carbohidratos complejos, que son los que contienen un índice glucémico bajo, es decir, que mantienen los niveles de insulina a raya, se transforman en glucosa en un tiempo más prolongado que lo que se conoce como carbohidratos simples y producen una liberación de energía de manera progresiva y lenta. Los alimentos que contienen carbohidratos complejos son: el arroz integral, la mayoría de frutas y vegetales o la pasta integral, entre otros.

Bebe agua

Otra de las opciones de cómo aumentar el metabolismo es tomando agua. El cuerpo necesita agua para quemar calorías. Si estás deshidratada (o), tu metabolismo se hace más lento. Trata de beber varios vasos de agua al día.

Toma agua de coco

El agua de coco es una bebida que por la composición natural de esta fruta acelera el metabolismo de forma increíble. Va directo a la grasa que está en el organismo y permite que sea desechada.

Reducirás centímetros en la cintura y también en los muslos. Lo mejor de todo es que el agua de coco es muy rica. Por lo que solo debes buscar uno, pelar un poco sobre uno de sus extremos y beber directamente o echarlo sobre un vaso para comenzarla a disfrutar.

Come varias veces al día

Algunos individuos tienen la creencia de que comiendo mucho menos van a perder muchas más calorías. Es cierto que si comemos menos de lo que gastamos podremos adelgazar, pero no vale dejar de comer o comer muy poco.

En vez de comidas abundantes y espaciadas, ingiere comidas pequeñas varias veces al día. Pero asegúrate de no ingerir menos de 1,200 calorías al día, o se haría más lenta tu tasa metabólica.

Consume más fibra

Agrega en tu dieta aquellos alimentos que tienen fibra como pueden ser el pan integral, la avena, verduras, frutas o legumbres siempre te llenarán más, porque ayudan a disminuir la digestión.

El secreto del picante

Sazona tus comidas con ingredientes picantes. Una cucharada de ají (chile) picante rojo o verde triturado, por ejemplo, acelera temporalmente tu tasa metabólica.

Manzanas y peras

Diversos estudios demuestran que estas dos frutas aceleran el metabolismo y la pérdida de peso. Un estudio hecho en la Universidad Estatal de Río de Janeiro encontró que las mujeres que comen tres manzanas o peras pequeñas al día, perdieron más peso que las mujeres que no lo hicieron.

  • Lácteos bajos en grasa

Lácteos bajos en grasa Los lácteos descremados aportan vitamina D y calcio, tienen pocas calorías y un gran efecto saciante. Además, de nuevo las proteínas de la leche harán poner en marcha el metabolismo.

Proteínas

Tu cuerpo quema más calorías cuando hace la digestión de proteínas que cuando digiere grasas o carbohidratos. Come alimentos ricos en proteína (carne de res magra, pescado, pavo, pechuga de pollo, tofu, nueces, frijoles, huevos, productos lácteos bajos en grasa).

Vitamina D

La vitamina D es esencial para preservar el tejido muscular que acelera el metabolismo. Puedes encontrar la dosis diaria recomendada en unidades internacionales (400 UI/día) en pescados como el salmón, el atún o los camarones, en el tofu, la leche, en los cereales fortificados y en los huevos.

Poco café

Aunque por corto tiempo y tomado con moderación, el café acelera la tasa metabólica. Una taza de café por la mañana es como una inyección que aumenta tu energía y tu poder de concentración.

Papaya

Esta deliciosa fruta ayuda a perder peso, por su bajo contenido en calorías. A esto hay que unir el efecto diurético del potasio y la presencia de papaína, una enzima que mejora la digestión de las proteínas, mantiene el metabolismo y favorece la combustión de las grasas.

Mantén los niveles de hierro

Una porción de lentejas aporta el 35 por ciento de las necesidades diarias de hierro. Cuando tenemos carencia de hierro, el metabolismo se ralentiza porque el organismo no tiene todo el combustible que necesita para funcionar de manera eficiente. Mantener los niveles de hierro es uno de los grandes secretos de las personas que se mantienen delgadas.

Té verde

El té verde tiene grandes beneficios para la salud y es rico en antioxidantes como los polifenoles. Una nueva investigación demuestra que la catequina, una sustancia que se encuentra en esta infusión, puede aumentar el metabolismo. Los datos de este estudio sugieren que los sujetos de su experimento que tomaron té verde perdieron más peso que aquellos que no lo hicieron.

El té verde aumenta la tasa metabólica por un par de horas. Beber de dos a cuatro tazas al día hace que el cuerpo queme un 17% más calorías de lo normal.

Vitamina B12

La vitamina B12 está relacionada con un metabolismo más sano. Y aunque la mayoría de nosotros obtenemos este nutriente con nuestra dieta, los vegetarianos o aquellos que evitan la carne, los lácteos o los huevos están en riesgo de sufrir una deficiencia de esta vitamina. Por eso deben añadir a su dieta un suplemento de B12.

Dieta relámpago

Evita las dietas relámpago (menos de 1,200 calorías al día). Estas dietas te ayudan a bajar de peso (a veces a expensas de una buena nutrición), pero esa pérdida de peso proviene de la masa muscular. Y recuerda que mientras menor sea tu masa muscular, más lento es tu metabolismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here