Si bien es cierto que cumplir horarios es tedioso y tener un jefe implacable todo el día detrás de nosotros, mucho más. A la hora de decidir trabajar por cuenta en casa, debemos tomar en consideración muchos factores. Es por ello que creamos este articulo para que decidas si ser freelance, o quedarte con tu trabajo presencial. ¡Síguenos leyendo!.

Ser Freelance: Ventajas

Flexibilidad de horario

Ser Freelance

La primera ventaja de convertirse en un profesional independiente es que puedes trabajar cuando lo desees. Puedes elegir tus propios horarios. Si quieres dormir hasta el mediodía, puedes hacerlo. Si tienes hijos, puedes cuidarlos mientras trabajas, o mientras ellas duermen a tu lado. ¿Se escucha fabuloso verdad?.

Menores gastos

 Trabajar en una empresa supone que tengas que trasladarte, lo que se traduce en gastos de gasolina o de transporte, pero al ser freelance y poder trabajar desde casa, te ahorrarás bastante dinero en traslados.

Trabaja desde donde quieras

Además puedes viajar y trabajar desde donde quieras. Hoy solo necesitas una computadora y conexión a internet para trabajar desde cualquier lugar del mundo. Puedes hacerlo desde un parque, una biblioteca, desde tu casa o desde la playa.

Los beneficios son todo tuyos

Tu remuneración será coherente con el trabajo que hagas. Por lo tanto puedes elegir trabajar más y ganar más dinero o trabajar menos. Las ganancias son para ti. Aunque como es obvio todos los gastos también te corresponderán a ti en exclusiva.

Ser Freelance: Desventajas

Distracciones

Trabajar desde casa es positivo, pero por otro lado, también tiene su parte negativa. Al no estar en un ambiente laboral, puedes distraerte más fácilmente y no concentrarte del todo en tu trabajo. Para evitarlo, es fundamental fijar unas pautas estrictas a la hora de sentarte a trabajar y evitar toda posible distracción.

Sin beneficios adicionales

Si decides ser freelance debes ser consciente también de los costos, no tan obvios que van a depender de ti. Por una parte vas a obtener más libertad de trabajar cuando quieras y como quieras, pero también has de ser consciente de que por ejemplo no vas a tener días libres por enfermedad, ni días de asuntos propios ni vacaciones pagadas. Si no trabajas no ganas dinero.

Destacar para conseguir clientes

Tienes que esforzarte más por destacar frente a la competencia. Habrá otros profesionales freelance en tu sector, y tú tienes que hacer que te contraten a ti en lugar de a ellos.

Pago

Ser un profesional independiente también significa que corres el riesgo de que no te paguen. Esto es bastante frecuente, sobre todo en el mundo de los autónomos, por lo que además de todo lo que ya hemos hablado, también tendrás que pasar quizás por la molestia, de tener que cobrar a los mala paga, que siempre existen.

En conclusión podemos decir que el ser freelancer tiene sus ventajas y sus desventajas. Por lo tanto, todo dependerá de lo que sea capaz de soportar cada quien. Hay personas que no tienen problema en pararse temprano todos los días, y llegar de noche a sus casas. Sin embargo, otros prefieren correr el riesgo y trabajar de su cuenta porque no soportan ni los horarios, ni los encierros de las oficinas. Por otro lado, si decides ser freelancer, puedes probar un tiempo al menos los fines de semana sin dejar tu trabajo presencial. Sin duda, capaz un día renuncias, y te sumerges en este maravilloso mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here