Umabel es el primer ángel guardián de los Acuario. Su nombre significa «Dios sobre todas las cosas» y consuela a sus nativos en momentos de tristeza y angustia. Este ángel masculino ayuda obtener más suavidad y ternura. De esta manera favorece las relaciones humanas y reúne a las almas gemelas.

Umabel influencia con la esencia de amistad y analogía a aquellos que pueden resultar los grandes amigos. Existe diferencia entre afinidad y amistad. Por un lado la afinidad produce la amistad otras veces la relación de éstos dos conceptos solo provoca el compartir pocas inquietudes. Pero el caso de Umabel habla siempre de esa gran amistad.

Es el Angel de las conexiones. Es también el Angel especialista en la búsqueda de lo análogo. De aquello que es igual incluso entre lo que hay arriba y abajo. Los influenciados por éstos tendrán facilidad para desentrañar los secretos de todo aquello que existe en la naturaleza (minerales, plantas y animales).

Este conocimiento incluso le aporta habilidad para la confección de talismanes, la fitoterapia. Como se complementan las personas y poseer dotes de organización humana. La esencia analogía les permite llegar a descubrir lo desconocido a través de lo conocido. Observando el mundo material podrán descubrir el espiritual.

Características de los protegidos

Umabel

¿En qué nos ayuda?

Si tienes problemas para conectarte con los demás o hacer amigos, invoca los poderes de este ángel para mejorar tu vida social. También te ayudará a fortalecer tus lazos con los demás, especialmente con tu madre. No dudes en pedirle a este ángel, que es tu patrón y protector, su ayuda y apoyo para mejorar una relación fraternal.

Si deseas entrar en el mundo de la astrología, llama a este ángel guardián y su luz te guiará. Si deseas desarrollar tu conciencia o tu intuición en relación a tus diferentes estados mentales, tu vida y el mundo que te rodea, entonces él te ayudará en esta búsqueda.

Manifiesta los poderes espirituales del agua: limpieza, purificación, curación, disolución, rejuvenecimiento, el poder de sostener y sustentar la vida, la bendición para la Tierra.

Relacionado a la bondad y la sensatez.

Este ángel se invocado para lograr la amistad con alguien y llevar a cabo buenas relaciones.

Vivir una vida según las leyes divinas, hacer recapacitar a aquellos que se apartan de los mandamientos.

También favorece los negocios y las sociedades.

La luz de este Nombre defiende el conocimiento de uno mismo. Estimula la introspección y el autoanálisis.

Nos da una gran sensibilidad para discernir el centro de las cuestiones y la verdad de las situaciones.

Da claridad mental, siempre mostrando la esencia, el arquetipo, detrás de sus manifestaciones.

La purificación del agua es uno de los usos de la canalización de este Nombre.

¿Cómo invocar a tu ángel de la guarda Umabel?

Los días y horas de regencia de Umabel son el 9 de marzo, el 21 de mayo, el 5 de agosto, el 17 de octubre y el 28 de diciembre entre las 20:00 y las 20:20. Así que solo puedes contactar con él en estas fechas.

Pronuncia esta oración para ponerte en contacto con tu ángel de la guarda con la ayuda de inciensos o una veladora.

Plegaria

UMABEL : Dios por encima de todas las cosas.

Que el nombre del Eterno sea bendecido ahora y por los siglos de los siglos.

UMABEL: Que mis pasiones sean, Señor, las de amarte y bendecirte.

Que mis afanes de construir sean los de edificar tu morada.

Que la búsqueda en mis propias entrañas no tenga otro objetivo que el de encontrarte a

ti en mí.

Tú eres, Señor, mi pasado y mi porvenir y sólo la perdida de tu amor puede hacerme

sufrir.

No te alejes de mí, ámame a fin de que los que a mí se acerquen en busca de amistad

puedan encontrarte en mi contacto.

Que todo mi libertinaje se reduzca, Señor, a un afán inmoderado de ti.

UMABEL exhorta :

El Eterno me ha puesto en esta parte del cielo para filtrar las pasiones y para que todo

marche acorde a la ley moral.

Para que el pensamiento divino pueda reinar en el mundo, es precise que dentro de ti

todo funcione según el orden universal.

Por ello te he puesto el motor enfocado hacia tus adentros, para que puedas poner orden

en tus órganos, en tus vísceras, en tu organización celular.

Tu objetivo ha de ser marchar al unís~no con el respirar divino.

Auscúltate, intenorízate, porque en ti mismo encontrarás inscritas todas las ciencias que

están en los libros.

Aprende a leer en tus propios cuerpos y con los ojos puestos en tu oscura materia,

descubrirás el manantial de la luz eterna, desde entonces y ya para siempre, tendrás

derecho al título sublime de Hijo de la Luz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here