Los champiñones son uno de esos comodines de la cocina que lo mismo valen para un roto que para un descosido, casa casi con cualquier ingrediente e igual hace buen papel de plato único que como guarnición y acompañamiento.

Champiñones

Champiñones al ajillo en microondas

Como hemos apuntado antes, el microondas es buen amigo de los champiñones; al igual que ocurre con otras hortalizas, permite acelerar el proceso de evaporación del agua de vegetación, concentrando los sabores y cocinando el producto en menos tiempo del que emplearíamos si lo hiciéramos en sartén.

Ingredientes

  • 500 g de champiñones
  • Un buen chorretón de aceite de oliva virgen
  • 2 dientes de ajo o ajo deshidratado/sal de ajo al gusto
  • Perejil al gusto

Preparación

  1. Limpiar los champiñones con un paño y cortar el extremo del pie. Laminarlos y ponerlos en un recipiente apto para el microondas.
  2. Regar con un chorretón de aceite de oliva, mezclar, tapar y cocer en el microondas de 2 en 2 minutos a máxima potencia, removiendo para que se hagan todos por igual, hasta que se vean reducidos y cocinados, aunque no del todo. Habrán soltado líquido en el recipiente, que desecharemos.
  3. Calentar un poco de aceite de oliva en una sartén amplia, añadir el ajo fresco picadito (o espolvorear con bien de ajo deshidratado/sal de ajo) y saltear los champiñones a fuego medio lo justo para acabar de cocinarlos.
  4. Servir calentitos y recién hechos con el perejil espolvoreado por encima. Si quieres rizar el rizo puedes añadir un par de huevos batidos en el último momento para hacerte un revuelto.

Tortilla de champiñones

El champiñón, tan versátil él, se adapta a las mil maravillas a un habitual de las cenas rápidas, las tortillas, solo o combinado con un buen queso rallado (entre otras opciones). Usamos la misma receta de champiñón al ajillo, que puedes hacer en forma de tortilla de dos maneras:

  1. Mezclar los champiñones al ajillo ya salteados con 2-3 huevos batidos y cuajar el conjunto a tu gusto en una sartén con una pizca de aceite de oliva.
  2. Preparar la tortilla aparte, sin mezclarle los champiñones previamente, en una sartén grande de manera que quede casi como una crepe. Colocar el montón de champiñones cocinados en el centro de la tortilla y envolverlos con la tortilla en forma de rollo. Puedes incluso rallar encima algo de queso fundente y gratinar brevemente.

Champiñones en escabeche ligero

Soy una loca de los escabeches porque no solo pueden estar deliciosos, sino que son practiquísimos y se pueden hacer en gran cantidad. Si te organizas bien, este escabeche de champiñones no te llevará nada de tiempo, te puede servir para varias cenas a lo largo de la semana -o más, si doblas la cantidad- y además está inspirado en una receta de José Andrés con boletus, que hacemos más sencilla y popular.

Ingredientes

  • 500 g de champiñones
  • 2 cdas. de buena salsa de tomate
  • ½ cebolla
  • 350 ml de aceite de oliva virgen
  • 1 hoja de laurel
  • 3 clavos de olor
  • Unas ramitas de tomillo
  • 80 ml de vinagre de Jerez
  • Sal al gusto

Preparación

  1. Limpiar los champiñones con un paño y cortar el extremo del pie. Laminarlos y reservar.
  2. Picar la cebolla, ponerla en un recipiente apto para el microondas y cocer 4-5 minutos a máxima potencia hasta que empiece a estar transparente. Terminar la cocción en una sartén con un poco de aceite, hasta que la cebolla esté blandita.
  3. Poner en una cazuela los champiñones con la cebolla, la salsa de tomate, el aceite de oliva, el vinagre, las especias y la sal.
  4. Calentar hasta que rompa el hervor, retirar del fuego, cambiar a otro recipiente para que se enfríe y listo. Se pueden comer encima de tostas, con todo el juguillo de escabechado empapando el pan.

Espaguetis de calabacín salteados con champiñones y queso

Los espaguetis de calabacín se pueden hacer con algún artilugio ad hoc, como los espiralizadores, o sencillamente como indicaba Mikel en este artículo, con un cuchillo afilado. Salteados con unos champiñones pasados por el microondas como en la receta anterior de champiñones al ajillo y espolvoreados de un queso curado manchego, el resultado es fetén y supersaludable.

Ingredientes

  • primero: 300 g de champiñones
  • segundo: 250 g de calabacín
  • tercero: 3 dientes de ajo
  • Cuarto: Aceite de oliva virgen
  • Quinto: Sal al gusto

Preparación

  1. Limpiar los champiñones con un paño y cortar el extremo del pie. Laminarlos y ponerlos en un recipiente apto para el microondas.
  2. Regar con un chorretón de aceite de oliva, tapar y cocer en el microondas de 2 en 2 minutos a máxima potencia, removiendo para que se hagan todos por igual, hasta que se vean reducidos y cocinados, aunque no del todo. Habrán soltado líquido en el recipiente, que desecharemos.
  3. Cortar los calabacines sin pelar, pero lavados, en forma de espaguetis o tallarines.
  4. Poner aceite de oliva en una sartén o wok, y saltear los champiñones a fuego vivo.
  5. Añadir los calabacines cortados y el ajo picadito o majado, y saltear brevemente sin dejar de remover. Tiene que ser un salteado muy corto para que los calabacines no empiecen a soltar líquido y no pierdan el punto crujiente y fresco.
  6. Salar el conjunto -sin pasarse- y servir de inmediato con queso rallado por encima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here