Juegos sexuales:

Con el paso de los años muchas parejas suelen caer en un abismo que puede matar la relación. Sí, no estoy exagerando, es una enemiga que se cuela entre las sábanas y las congela. Con estas pistas de seguro sabes de quién te estoy hablando ¿no? La monotonía. Esta palabra puede terminar con la vida sexual de más de una pareja y puede aparecer en cualquier momento. Así que tienes dos opciones: sentarte y esperar que la monotonía toque a tu puerta o empezar hoy mismo a promover nuevos escenarios de encuentro y disfrute sexual con tu pareja con  los 7 Juegos sexuales que te explicaré a continuación, uno para cada día de la semana.

Antes de empezar quiero hacerte dos aclaraciones que te serán muy útiles para poder llevar a cabo estas maniobras: comunicación previa, es importante que hables con tu pareja para saber su opinión al respecto, recuerda que somos seres humanos diversos y es mejor prevenir que lamentar.

Lo segundo sería dejar la timidez atrás. Hacer cosas nuevas puede atemorizarte la primera vez pero no debes detenerte.

Juegos sexuales para probar

Esta lista será un abreboca e irá de mayor a menor en su grado de complejidad o atrevimiento para que ambos, tu pareja y tú, no se sientan forzados a hacer cosas que no desean. Así que mejor empezamos.

Que un desconocido te arranque la ropa.

Tranquila, no te alarmes, es más sencillo de lo que parece, organiza una salida con tu pareja y finjan que no se conocen. Vístete para dejarlo deslumbrado y luego inicien el juego de la seducción. La idea acá es ser lo más atrevida que puedas e incitar el deseo para que la temperatura vaya en aumento.

Cartas al desnudo.

Es muy probable hayas jugado cartas con tu pareja en el pasado pero  es momento de ponerle un poquito de picante a la situación apostando algo más erótico como quitarse la ropa, complacer a tu pareja en alguna actividad, cumplir fantasías entre muchas otras maneras de apostar. Antes de empezar, ambienta la habitación con vino, velas, música de fondo, pon todos los detalles que le brinden más erotismo a la situación.

De regreso a la escuela.

Una de las primeras actividades que desarrollaste cuando eras niña fue pintar, poco importaba si lo hacías con trazos desordenados o eras la reencarnación de Picasso. ¿Qué te parece si ahora cambias la hoja por el cuerpo de tu pareja? Busca pintura de diversos colores y deja volar tu imaginación, nada mejor que camuflarse antes de ir a la guerra.

Jugar a ser otro.

Otro de los juegos sexuales para divertirse y reanimar la pasión en la intimidad es usar disfraces. Puedes buscar el de su personaje de cine o cómics preferido o, mejor aún, crear uno propio con las cosas que le gusten a tu pareja. Verás que el resultado será mejor de lo esperado.

Búsqueda del tesoro.

Una buena manera de promover la pasión con tu pareja es usar esta técnica que parece un poco extraña pero beneficia el acercamiento entre los cuerpos. Busca aceite de esencias o con aroma suave y coloquenlo en puntos clave de sus cuerpos. Luego de hacerlo, tu pareja deberá adivinar dónde te colocaste el aroma y sólo podrá tocarte con la nariz.

Lleva la voz de mando.

Busca unas esposas y un pañuelo para taparse los ojos. Acá lo que harás con tu pareja es esposarlo de la cama y taparle los ojos para «castigarlo» hasta que te «suplique» que lo liberes. Antes de proponer un juego sexual de este estilo convérsalo con tu pareja para evitar malos entendidos.

Para comerte mejor.

La ultima de nuestra recomendaciones en Juegos sexuales es darle un giro al sexo oral con agregar un poco de miel, dulce, crema batida o menta. Alternar entre diversas texturas y temperaturas será una experiencia nueva para ambos y de seguro incluirán cosas nuevas en las próximas compras del supermercado.

Dale libertad a tu mente y atrévete, no hay nada más rico que disfrutar con tu pareja y tener la fortuna de salir de la monotonía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here