Indentifica estos 5 llantos de tu bebé y aprende a calmarlos: Uno de los desafíos para los padres es descifrar el llanto de su bebé, situación que puede empeorar un poco si se trata del primer hijo.

Lo primero que debes saber es que el llanto es el primer medio de comunicación de los bebés así que lo harán con mucha frecuencia durante los primeros 6 meses de vida. En términos generales si tu bebé llora un par de horas al día se encuentra dentro del promedio y su comportamiento sería normal.

Bebé

Ahora si llora más de 3 horas al día puede padecer de lo que los especialistas catalogan como llanto excesivo en los lactantes. Antes de sacar conclusiones apresuradas, vamos a conocer un poco más sobre el llanto del bebé y cómo calmarlo.

Tipos de llanto

Antes de entrar en materia es bueno saber que diversos estudios establecen que todos los niños manejan el mismo nivel de lenguaje. También identificaron el significado de 5 sonidos recurrentes en ellos.

Hora de comer

Si notas a tu hijo haciendo el sonido “neh” y mueve su boca como si estuviera succionando, quiere decir que tiene hambre. Presta atención a su horario de comida y notarás la concordancia del sonido y su apetito.

Ten en cuenta que al principio sus intervalos de comida serán inconstantes y pueden variar entre cada 30 minutos y cada 4 horas. Será a partir del tercer o cuarto mes que todo tenga un ritmo más constante.

Tiempo de dormir

Catalogado como “owh” es un sonido que se produce cuando el bebé tiene sueño. Se asemeja a un bostezo. Ese sonido lo puede acompañar por movimientos bruscos, puede intentar tocar sus ojos o arquear la espalda y moverse intensamente.

Un bebé recién nacido suele dormir una 16 horas al día en pequeños intervalos, por lo que es común que sientas los primeros meses eternos; sobre todo en las noches cuando tu hijo se despierte a pedir comida.

Pero no debes angustiarte; a partir del segundo mes el sueño del bebé se hace menos frecuente de día y aumenta las horas de sueño nocturno.

Gases por doquier

Cuando el pecho de tu bebé se contrae con frecuencia y el sonido que emite es un “eh”; lo que desea comunicarte es que tiene gases y se siente incómodo por ello. Otra manera de decirte que necesita eructar es dejar de comer, si no quiere estar acostado o su pecho se nota tenso.

Presencia de cólicos

Una de las constantes en los bebes lactantes son los cólicos pues al momento de succionar para alimentarse pueden llenarse de aire.

Mientras el sonido “eairh” se escapa de los labios de tu niño, podrás notar cómo se tensa; sube las piernas hacia su barriga o arruga la cara. Todas estas son señales de gases estomacales, así que mejor acuéstalo boca abajo y hazle un masaje en la espalda.

Incomodidad en escena

Esta puede ser la categoría más complicada para descifrar pues su fuente es la incomodidad en la piel; lo que puede abarcar desde un pañal húmedo, frío, calor o que le molesta la ropa. El sonido característico es un “heh”.

Otros factores que debes tomar en consideración son los ruidos del ambiente y el exceso de luz; éstos pueden causarle molestias a tu bebé y acabará en llanto.

Lo más importante es aprender a comunicarte con tu bebé así que toma en cuenta esta guía más lo que calma a tu hijo cada vez que llora. Así que debes temer mucha paciencia y ser comprensiva; a fin de cuentas, tu hijo lo que hace es decirte lo que necesita.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here