Es normal encontrarnos en distintos ámbitos de nuestra vida con personas que nos manifiestan su deseo de dejar de fumar. Claro está que este objetivo, lejos de ser fácil de cumplir, es un desafío que muchos se proponen para cuidar su salud y mejorar su calidad de vida. A pesar de las dificultades que esto conlleva, hay un conjunto de consejos para dejar de fumar muy útiles para lograrlo.

¿Qué consejos debemos tener en cuenta a la hora de dejar de fumar?

MedlinePlus, un sitio web producido por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, da a conocer algunos puntos que nos pueden ser útiles si nos mentalizamos en la idea de dejar de fumar:

  • Uno de los primeros consejos para dejar de fumar es fijar una fecha en que se deje de fumar de manera definitiva. Previo a este día se puede intentar ir dejando progresivamente el cigarrillo, pero una vez llegada esta fecha, se debe abandonar el hábito de manera total. Por esto es muy importante ser metódico y concentrarse en cumplir un plan de acción.
  • Es muy importante hacer un listado con las razones por las cuales se debe dejar de fumar. Entre ellas recordar principalmente los beneficios que trae a nuestra salud.
  • Individualizar los momentos en que uno ha sido propenso a fumar: ¿Fumamos en momentos de estrés o depresión? ¿Cuando salimos con amigos? ¿Cuándo estamos aburridos? ¿Cuándo tomamos alguna infusión? ¿En el auto? ¿Cuándo estamos con otros fumadores? ¿En el trabajo?.
Consejos para dejar de fumar

Recomendaciones

  • Es útil comunicarles a los allegados más cercanos el deseo de dejar de fumar. Ya sea la familia, amigos o compañeros de trabajo, es importante que ellos sepan la situación que uno está pasando para que comprendan particularmente cuando aparezca el mal humor u otras consecuencias propias de la abstinencia.
  • Tirar todos los cigarrillos que hayan quedado en la casa. También limpiar todo lo que huela a humo, como a ropa o muebles.
  • Un punto muy relevante que recién fue mencionado es el de hacer un plan que va a guiar todo el proceso ¿En que consta esto? En ser metódico y claro. Por ejemplo, si habitualmente fumaba cuando tomaba un café, ahora será conveniente tomar un té y así evitar una bebida que desencadenaba un deseo de fumar.

Ejemplo

Si fumaba cuando estaba estresado, hay que buscar alguna alternativa que nos saque ese estrés, como por ejemplo salir a caminar o hacer algún deporte. En caso de fumar después de alguna comida, hay que encontrar otra forma de finalizar la misma, ya sea comiendo alguna fruta, haciendo alguna llamada telefónica o saliendo inmediatamente a caminar y tomar aire.

  • Si guardaba cigarrillos en el auto hay que tirarlos y poner en su lugar caramelos o alguna golosina de nuestro gusto.
  • Hacer actividades que nos mantengan ocupados pero que no sean agotadoras. Por ejemplo, los juegos de computadora, tejer, coser o hacer crucigramas pueden ser muy útiles.
  • Establecerse metas puede ser muy beneficioso. A modo de ejemplo, puede ayudar cada día ir poniendo en un frasco el dinero que se ahorra en cigarrillos, para luego al final de la semana, gastar ese dinero en algo que les guste. De esa manera se logra un objetivo semanal.
  • Cambiar nuestro estilo de vida: Por ejemplo, comer a horas diferentes o consumir varias comidas pequeñas en lugar de tres grandes. Comer en distintos lugares de la casa para cambiar nuestra rutina es beneficioso. Hacer más ejercicio, caminar y andar en bicicleta es importante ya que le ayuda a aliviar las ganas de fumar.

¿Qué síntomas son comunes tener durante este proceso?

Hablando con personas que pasaron por esta situación y que aun luchan por dejar de fumar, nos manifiestan que durante esta etapa es común ver en manifiesto algunos síntomas en nuestro cuerpo que se ven asociados a la abstinencia a la nicotina. No se debe alarmar ante la presencia de estos efectos, pero si tenerlos presentes como obstáculos que se deben superar conforme pasa el tiempo. Estos síntomas pueden ser:

  • Deseo de nicotina y necesidad física de fumar
  • Ansiedad, tensión, inquietud, frustración o impaciencia
  • Dificultad para concentrarse
  • Somnolencia
  • Dolor de cabeza
  • Incremento de apetito y aumento de peso
  • Irritabilidad
  • Depresión

Para finalizar, es muy importante tener presente que una gran cantidad de personas que se proponen dejar de fumar, lo han intentado en distintas oportunidades en el pasado y no han tenido éxito. Esto no debe ser visto como un fracaso, sino muy por el contrario, como una experiencia que sirve para tener en cuenta de cara al futuro y tomarlo como un aprendizaje que nos permita lograr el tan ansiado objetivo. Lo más importante en estos casos es ser constantes, seguir al pie de la letra el plan establecido y mirar siempre para delante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here