¿Cirugía estética con maquillaje?: Todas las mujeres queremos vernos como las grandes estrellas del cine o televisión, y no logramos entender cómo hacen para lucir siempre tan bellas y sus rasgos son tan marcados. ¿Les cuento un secreto? Es la magia del contouring, esta forma de maquillar te transforma o resalta los rasgos de tu rostro sin necesidad de una operación.

maquillaje

Los productos que deberás tener además de la base y tu corrector de ojeras de siempre:

Ambos correctores pueden ser líquidos o en crema, aunque si recién comienzas con esto te aconsejo que utilices el cremoso, ya que es más fácil de manejar, su secado no es tan rápido y puedes aplicarlo con los dedos.

Si bien es fácil hacerlo, debes saber qué tipo de contorno debes aplicar según el tipo de rostro que tengas. Respeta los tres pasos antes del maquillaje: Limpiar, tonificar y humectar. Luego aplica tu corrector de ojeras y base. Todos los rostros intentarán llegar a lucir como una forma oval, que se denomina la forma ideal.

  • Polvo volátil que aplicarás al final y te servirá para que tu maquillaje dure más tiempo intacto.

Rostro oval

Serán mínimas las correcciones a realizar con el contouring. Aplicarás el corrector oscuro sobre las zonas que quieras disimular y trazaras una línea debajo del pómulo para que resalten los mismos cuando difumines. Ilumina sobre el pómulo, frente, nariz y pera.

Rostro alargado

Tu rostro tiende a tener mas espacio entre la boca y la pera, o del comienzo del cabello hasta los ojos. Por eso deberás oscurecer esa zona. Imaginemos que tu frente es el punto a tratar, trazarás una línea del ancho de tu dedo índice que contornee desde el comienzo del cabello en tu frente hacia la cien por ambos costados, esto lo difuminarás hacia el cabello, para que luzca más natural y así crearas el efecto de una frente más pequeña.

Rostro cuadrado

En tu caso, dibujarás una línea del ancho de tu dedo índice desde el comienzo del cabello en tu frente hacia ambos costados, hasta la cien difuminando hacia el cabello, y, otra línea sobre los huesos de la mandíbula hasta la pera, difuminando hacia el cuello. Esto logrará que no sean tan duros tus rasgos.

Rostro redondo

Aquí tienes que contornear todo el contorno de tu cara, traza una línea del ancho de tu dedo índice desde el comienzo del cabello en tu frente hacia ambos costados y baja hasta la pera uniendo ambas líneas. Recuerda que en la zona de la mandíbula, el corrector deberá ponerse sobre el hueso. Difumina hacia el cabello, las orejas y el cuello.

Rostro diamante

Tu rostro tiene la barbilla puntiaguda y los pómulos sobresalidos, entonces deberemos oscurecerlos para crear la forma ovalada. Aplica el corrector haciendo una línea del ancho de tu dedo índice desde la cien hasta debajo de los pómulos por el contorno del rostro y difumina hacia el cachete. Para la pera haz un circulo sobre ella y difumina bien.

Una vez que tu rostro llegó a la forma oval, con estos tips terminarás esta “cirugía estética” con maquillaje.

Aplica el corrector claro en la frente, pómulos y pera.

Si tienes papada,

aplica el corrector oscuro desde el hueso de la mandíbula difuminándolo hacia abajo, el color oscuro tiende a hacer una “depresión” visual que hará que no parezca que la tienes.

Si tu nariz es ancha,

traza dos líneas desde el comienzo hasta el final de ella en cada lado y difumina hacia los costados, esto hará que luzca mas fina. Si te animas ilumina con el corrector claro en el centro, le dará volumen.

Si no tienes pómulos marcados,

haz una línea con el corrector oscuro desde el trago de la oreja siguiendo la línea por debajo del pómulo hasta la mitad de la cara, difumina bien hacia abajo y sobre el pómulo ilumina con el corrector claro.

Si quieres que tu nariz luzca mas respingada,

maquilla con corrector oscuro la parte de abajo (donde se encuentran las fosas nasales) y en la punta aplica corrector claro para iluminar.

Aplica iluminador sobre el puente de la nariz y el hueso de las cejas para intensificar el efecto.

El maquillaje es un elemento para divertirse, probar y realzar la belleza que todas tenemos. Si tu rostro no es oval no quiere decir que no sea perfecto, tampoco es necesario que acudas al contouring en tu día a día, solo es una herramienta para quienes deseen jugar con ella. Tu, ¿la usarías?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here